4. Heidi

Las caricaturas de antaño, hoy.

Especial

¿De dónde la recuerdan? 

 Niña feliz que al perder a sus papás se va a vivir con su abuelo a las montañas suizas. 

¿Qué hace hoy?



Después que se fue del campo a su vida de
millonaria con su amiga tipo Stephen Hawking y la señora Rottenmeier, Heidi
decidió llevarse a su Abuelo a vivir con ella entre tanta opulencia.  Como si hoy llevan al suyo a Las Brisas
o Caleta, depende qué sea lujoso para ustedes.  Una vez ahí, el hombre se impresionó tanto al ver que podía
comprar queso y mantequilla ya en bote que murió de un infarto.  Afortunadamente para ella, él estuvo
metido en negocios bien oscuros onda tráfico de cabras para películas porno
y
un queso hecho con otro tipo de leche, if you know what I mean.  Me dio asco sólo de escribirlo. 

Pero el punto es que todo esto le dio
una gran fortuna al viejo, que le heredó a la joven.  Ella lo gastó envenenando a la señor Rottenmeier, pimpeando
la silla de ruedas de su amiga, rines que giran oh yeah y empezando un imperio
de chocolate caliente en honor a su Abuelo. 

Sólo que como "El Abuelo" Cruz ya tenía registrado ese nombre, ella tuvo que cambiarlo por "Chocolate Abuelita".

Sólo que como "El Abuelo" Cruz ya tenía registrado ese
nombre, ella tuvo que cambiarlo por "Chocolate Abuelita".  Es neto, si no me creen háganse uno
ahorita y si se acercan mucho al agua hirviendo, sin quemarse por favor
idiotas, verán como con el humo y la espuma se forma un "Abuelito dime
túuuuuuu".  Si le echan mucha
azúcar o no me creen no verán nada.