3. Arma un musical.

La diversión tampoco se fue.

especial.


Espero, por tu bien, que no hayas
sido el único que no se fue de vacaciones.  Debe de haber más amigos pobres diablos que no tenían ni
cómo ni adónde ir.  Júntalos, vean un rato de Glee o la película de Evita y prepárense para realizar el sueño de todo rapero.

vean un rato de Glee o la película de Evita y prepárense para realizar el sueño de todo rapero.

  Un musical…casero y
probablmente muy chaqueto pero vaya qué diversión.

Lo que necesitas:

Organización – pónganse de acuerdo
en un tema.  Pueden hacer musicales
de:

–      
Los Súper Amigos.

–      
Windows 98.

–      
La sordera.

–      
La detonación de las
bombas en Hiroshima y Nagasaki.

–      
La Metamorfosis de
Kafka.

–      
Y mi favorito:  Procuraduría General de Justicia, El
musical.

Roles claros – Deja bien
establecido quién hace qué. 
Necesitarás:

–      
El guapo.

–      
La sexy.

–      
El malo.

–      
La gorda que canta chido.
 

–      
El comic relief.

–      
El étnico.

–      
El chistoso.

–      
La que sólo sabe
aplaudir.

–      
El coreógrafo (no es
TAN necesario, son vacaciones no trabajo).

Una vez armado inviten a sus papás
porque yo safo verlos y listo muéstrenles por qué cantar es mucho mejor que
hablar. Trolololololololo.