2. No tirar chicles en la calle

Como el Carreño...

¿Por qué impulsar una medida así?
¿Has pasado por Coyoacán últimamente? Tan bonita colonia, hoy parece casi la tierra del árbol chicloso. La verdad es que hay pocas cosas tan irrespetuosas como dejar un chicle a la merced de la suela que se deje. Y, una vez más, somos expertos en tirar nuestra goma a la acera, dejando un bonito mosaico de goma de hule decorando la vía pública.

¿Cómo cambiarán las cosas para bien?
Por primera vez después de años de investigaciones, antropólogos urbanos encontrarían el verdadero color de las aceras: nuestra ciudad ya no sería de calles multicolor.

¿Y si se malentiende la medida?
OK, la medida dice no tirar chicles en la calle… pero no dice nada de pegarlos en los tubos de peseros y vagones de metro, en bancas de parque…

 

Notas relacionadas:

La ciudad de… Lafourcade
Chilangos vs Satelucos
20 grandes cosas qué hacer en el DF