El Duque de Bristol

Mister Cary Grant

Su
verdadero nombre fue Archibald Alexander Leach. Podrían pensar que se trata de
un rancio aristócrata inglés; pero no, Archibald fue el hijo único de Elsie
Maria Kingdon y Elias James Leach, una pareja humilde originaria de Bristol, en
Inglaterra. Nació en 1904, y desde muy pequeño mostró un interés por las artes
escénicas. Se dice que tuvo una infancia triste y solitaria: a los nueve años,
cuando llegaba de la escuela primaria de Bishop Road, le comunicaron que su
madre había sido trasladada a un resort al lado del mar. Archibald no tardó en saber que se trataba más bien de
una institución mental.
Este hecho lo afectó profundamente, y fue decisivo en
el desarrollo de su carrera como actor.

En
los veintes se unió a la compañía de teatro de Bob Pender, y viajó largas
temporadas por los Estados Unidos participando en pequeños montajes y shows
ligeros. En esa época se presentó con éxito en el foro The Muny, en San Louis Missouri, y protagonizó en espectáculos
como Irene, Music in May, Nina Rosa y Los Tres Mosqueteros.
Cuando la troupe decidió regresar a Inglaterra, Archibald permaneció en Nueva
York y buscó suerte en los teatros de Broadway, donde ganó prestigio por sus
actuaciones en un sinnúmero de comedias ligeras.
En 1931 aterrizó en Hollywood
con la esperanza de saltar a la fama con el seudónimo Cary Lockwood.

Al
firmar contrato con la Paramount Pictures, la productora le sugirió un cambio
de sobrenombre, ya que el apellido Lockwood tenía similitudes con otro actor.
Se dice que escogió Cary Grant, porque las iniciales "CG" le dieron suerte a
gente como Clark Gable y Gary Cooper.
En esa época dio inicio su éxito
comercial, con películas como Blonde Venus (1932), de Josef Von Sternberg, y She Done Him Wrong y I’m No Angel, ambas protagonizadas al lado de Mae West. En 1936, terminó su contrato
con la Paramount y firmó con Columbia Pictures. En este nuevo período apareció
en los filmes Bringing Up Baby
(1938), junto con Katherine Hepburn; His Girl Friday (1940), con Rosalind Russell; y Monkey Business (1952), con Ginger Rogers y Marilyn Monroe. Sin
embargo, la crítica coincide en que fue The Philadelphia Story (1940), con Katherine Hepburn y James Stewart, la
película que lo transformó en un ícono.

El
cineasta Alfred Hitchcock, célebre por su mala relación con los actores, dijo
de Cary Grant: "el único actor al que quise verdaderamente durante mi vida".
Colaboró con él en películas como Suspicion, Notorius, To Catch a Thief y North
by Northwest
.

En
la década de los cuarenta, Grant fue nominado a dos premios de la academia.
Diez años después, su tercera esposa, la actriz Betsy Drake, lo introdujo al
ácido lisérgico. Más tarde, Cary llegaría a declarar que el LSD lo había ayudad
a alcanzar estados de paz interior que nunca antes había conseguido.
Más allá
del chismorreo que se generó en torno a sus cinco matrimonios, hubo una
acusación que permanece sin esclarecerse: se llegó a decir que Cary era
bisexual, y que mantuvo relaciones amorosas con el actor Randolph Scott.

A
Cary Grant se le recuerda como un actor carismático, apuesto y encantador, y
sobre todo humilde, alguien capaz de trabajar con actores inexpertos.
Fue en
1986, mientras preparaba una presentación para el teatro Adler en Davenport,
que Grant sufrió el derrame cerebral que terminó con su vida. Tenía 82 años.