La cultura como terquedad

Así ganan premios los hijos de la Malinche

Especial

Hace unos días, loshijosdelamalinche.com ganó el Premio Nacional de Comunicación José Pagés Llergo en la categoría Páginas Web. Apenas unas semanas antes había estrenado rediseño, por lo que parece que las noticias buenas llegaron en conjunto. Lo cierto es que si algo destaca de este proyecto de jóvenes mexicanos enfocado principalmente en la cultura es que está haciendo cosas diferentes.

En septiembre de 2010, Los Hijos de la Malinche se convirtió en una revista electrónica independiente. Desde entonces funciona como un concentrador de reflexiones en torno al arte y la cultura, principalmente de jóvenes con distintos intereses y perfiles. En su concepción hay apuestas inusuales, como el hecho de que los usuarios pueden escuchar música mientras leen un cuento.

Este descendiente posmoderno del círculo de publicaciones culturales mexicanas además se ha lanzado a la conquista de lectores en lengua inglesa, algo, otra vez, inusual en el contexto mexicano. Desde sus inicios el portal ya llegaba a audiencias anglosajonas con información en inglés publicada a través de google news; sin embargo, este trabajo ahora se realiza con mayor enfoque  por medio del portal objectionmagazine.com. El sitio brinda una versión  de la información destacada del portal loshijosdelamalinche.com, pero también incluye aportaciones que los colaboradores alrededor del mundo generan específicamente para esta página. 

Otro de los proyectos que ya preparan Los Hijos de la Malinche es el homenaje a Juan Villoro. Como parte de un ciclo de reconocimientos a personajes vivos destacados de la cultura y las letras mexicanas, el portal publicará, a partir de la primera semana de mayo, una serie de artículos sobre el trabajo del escritor, además de entrevistas con él y con otros pensadores. De esta manera, estos hijos necios se empeñan en hacer de las publicaciones culturales un proyecto rentable y exitoso, algo nada fácil en el contexto actual.