¿Qué sabes del expresionismo?

Los 12 básicos de esta corriente artística

Así como una golondrina no hace una primavera, no todas las distorsiones exageradas, subjetivas y espontáneas pueden ser consideradas expresionismo: En esta corriente artística la forma está sometida al contenido. Lo que se quiere decir, comunicar y transmitir se impone a la representación. El “qué” sobre el “cómo”.

Estas son las 12 cosas que debes saber del expresionismo: orígenes, precursores y datos que te ayudarán a disfrutar este arte y de las exposiciones montadas en el Museo Palacio de Bellas Artes.

Es un arte más personal e intuitivo

En el expresionismo predomina la visión interior del artista –la “expresión”– frente a la representación objetiva de la realidad –la “impresión”–.

El primer expresionista

47967Tauromaquia/Goya
Tauromaquia/Goya (Especial)

El español Francisco de Goya y Lucientes revolucionó el arte: a partir de él ya nada fue lo mismo. Se le encasilla dentro del neoclasismo; sin embargo, Goya fue un fenómeno individual y único a quien se le puede considerar precursor del Romanticismo, Impresionismo, Expresionismo y Surrealismo. La obra gráfica de Goya comprende cinco series: Los Desastres de la Guerra, Los Disparates o Proverbios, Los Toros de Burdeos, La Tauromaquia y Los Caprichos, estas dos últimas, detonantes del expresionismo. Por ejemplo, en Los Caprichos, la crítica social, la sátira realista y los vicios humanos dan forma al trazo de ácidas fisonomías bestiales con la intención concreta de ridiculizar la codicia, el libertinaje, la superstición, los prejuicios, las imposturas e hipocresías consagradas en el siglo XVIII.

47968Los Caprichos/Goya
Los Caprichos/Goya (Especial)

Origen del término

La etiqueta no fue inventada por los artistas, sino que floreció en los escritos promocionales y en las reseñas críticas de las exposiciones a finales del XIX y principio del XX. La palabra “Expresionismo” no constituyó un movimiento o un estilo, sino que aglutinó a grupos y artistas que se hallaban dispersos y diferían en sus orígenes y formación. Inicialmente el término fue utilizado como Expressionisten, para una selección de artistas franceses.

Edvard Munch

47969El Grito/Munch
El Grito/Munch (Especial)
El noruego Edvard Munch (1863-1944) es quizá el pintor expresionista más reconocido a nivel mundial, su obra El Grito alcanzó en mayo de 2012 el precio en subasta de 119.9 millones de dólares, un récord en su tipo que antes ostentaba la obra Desnudo, hojas verdes y busto, de Pablo Picasso, pieza que fue pujada en Nueva York por 106.5 millones de dólares.

Apropiación alemana

El expresionismo es considerado por algunos como genuinamente alemán. A principios del siglo XX este privilegiaba la armonía de esencia y apariencia que cultivaba “la bondad espiritual y la humanidad general alojada en la nación alemana”. En 1914 el término Expressionismus adquirió connotaciones específicamente alemanas. Años atrás la obra de Vicent Van Gogh y Edvard Munch señalaba un intento de establecer una línea del movimiento expresionista del norte de Europa, que se diferenciaba de la línea francesa integrada por Pablo Picasso y algunos asociados al círculo de Henri Matisse (Braque, Derain, Friesz, Marqiet, Van Dogen). Las primeras pinturas reflejaban la vida bohemia de los artistas y la búsqueda de la libertad, siguieron las representaciones de los horrores de la Primera Guerra Mundial y la etapa de la postguerra.

Expresionismo mexicano

47970José Clemente Orozco
José Clemente Orozco (Especial)

La veta expresionista de José Clemente Orozco (1833-1949) queda manifiesta en la serie de acuarelas Casa del llanto, donde representa burdeles. Su trabajo lo llevó a ocupar uno de los sitios del triunvirato mexicano, junto con Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros, que podría ser comparado al que en la Italia del Renacimiento ejercieron Miguel Ángel, Leonardo y Rafael. Su obra se caracteriza por la exaltación de lo grotesco, lo dramático y lo siniestro que corre al parejo de una visión desencantada de la historia, como en el mural Catarsis (1934), pintado en el Palacio de Bellas Artes.

Nietzsche en el expresionismo

La influencia intelectual dominante de Friedrich Nietzsche en Alemania propagó una fuerza romántica del liberalismo, enfatizando la conquista del yo y el desarrollo de los poderes creativos del individuo. La idea nietzscheana de la lucha artística se convirtió en parte integral de la declaración vanguardista de independencia, frente a fuerzas viejas y consolidadas. En 1906, el artista Ernest Ludwig Kirchner, en el manifiesto del grupo de Brücke (puente), llamó a los jóvenes alemanes a encarar el futuro y a liberarse de los poderes establecidos.

Brecht y el expresionismo

En 1920, el dramaturgo y poeta alemán Bertolt Brecht señaló: “el movimiento fue una (pequeña) revolución (alemana), pero cuando se permitió algo de libertad resultó que no había seres libres; cuando creyeron poder decir lo que querían resultó que aquello era lo que los nuevo tiranos querían…”. Algunos suponían que, con su pacifismo acrítico, el expresionismo habría contribuido a entorpecer la verdadera actividad revolucionaria del KPAS (Partido Comunista), y que su ideología fue la misma que la del USP (Partido Socialdemócrata), que participó en la represión de 1918, en favor de la república de Weimar y que más tarde produciría con su debilidad el ascenso del nazismo al poder.

En la literatura

El pintor austriaco Alfred Kubin del grupo Der Blaue Reiter (Jinete Azul) escribió una de las primeras novelas expresionistas: La otra parte. Esta obra influyó en quien sería uno de los máximos expresionistas: Franz Kafka, y en otros escritores como el sueco August Strindberg, los alemanes Frank Wedekind, George Kaiser y Ernest Toller, el checo Karel Èapek y los estadounidenses Eugene O´Neill y Elmer Rice. Para el argentino Jorge Luis Borges la máxima obra del expresionismo fue la de James Joyce. Y, aunque no perteneció a ese movimiento, y no escribió en alemán sino en inglés, reconoció a Kakfa como un autor clásico; también destacó a Johannnes Becher como el expresionista cúspide.

En el teatro

Favoreció la concepción de una nueva puesta en escena, los decorados y la dirección, ya que buscaba crear un cuadro escénico perfectamente unificado para aumentar el impacto emocional sobre el público. Entre los directores de teatro expresionista más destacados están los alemanes Max Reinhardt y Erwin Piscator, así como el ruso Vsiévolod Meyerhold.

En el cine

El expresionismo rechazó la representación naturalista de la realidad y buscó traducir con fuerza las emociones nacidas de un clima de angustia y de visiones de pesadilla; además de acentuar aspectos fantásticos y oníricos. Todo esto se pone de manifiesto en la cinta de Robert Wiene, El gabinete del doctor Caligari, con su ambiente de pesadilla. También se pueden considerar la película Las tres luces, de Fritz Lang, que destaca por el uso de la iluminación y las extrañas posiciones de la cámara para reflejar la dureza de la historia.

http://www.youtube.com/watch?v=T9WjHEKLMbc&feature=related

En la arquitectura

Es utópico, de morfología irreal y en ocasiones visionario. Sus características fundamentales fueron la originalidad y la libertad de ejecución. La forma es libre y su manifestación, en ocasiones, es fantástica y extraña. Walter Gropius funda la Bauhaus, en 1919 en la ciudad de Weimar, que tenía al expresionismo artístico como parte de su orientación. En 1925 se trasladaría a Dessau. La arquitectura llamaba al público a participar en su realización y obliga a dar un salto hacia adelante en la ideología del colectivo. Entre los arquitectos destacados se encuentran Fritz Höger, quien erigió la Casa de Chile, en Hamburgo, la Torre Anzeiger y el Ayuntamiento de Rustringen. Erich Mendelsohn, realizó la Torre de Postdam o de Einstein, y Max Berg, el edificio Jahrhunderthalle en la ciudad de Breslau.

Y no dejes de visitar las exposiciones Edvard Munch. Simbolismo gráfico y Expresionismo alemán: el impulso gráfico