El Papalote agarra vuelo

Te explicamos de qué va su remodelación

Si todavía no has ido o no has llevado a tus minimis, ¿qué estás esperando? Aunque es un museo para niños, no ha habido “grandes” que hayan ido y no hayan caído en los encantos de sus juegos (si no has hecho una burbuja gigante o te has acostado en la cama como faquir, no has vivido).

Si ya lo conoces y crees que no hay nada nuevo para ti, toma nota: el Papalote está haciéndose un extreme fashion emergency, está remodelando sus salas y estrenará nuevas exhibiciones. El famoso “toca, juega y aprende” se mejorará con experiencias multimedia.

Cuando entres al nuevo Papalote (en junio del próximo año) tendrás la sensación de que estás en la película Viaje al centro de la Tierra, pero irás al centro de tu cuerpo y terminarás conociendo cómo funcionan desde tus huesos hasta tu familia, el barrio donde vives, la naturaleza que te rodea y cómo todo está interconectado.

Éstas serán las nuevas salas

EL VIAJE INICIA. Trata de cómo es la vida dentro de nosotros, las comunidades de microorganismos (que parecen extraterrestres), cómo conviven entre sí.

MI CUERPO Y YO. Verás (literal) las conexiones que existen en nuestro cuerpo: las comunidades de microbios, los huesos, nervios y músculos.

EL CEREBRO. Entenderás cómo funciona y cómo se relaciona con las emociones, los sentidos y las percepciones. Ésta será la sala más sorprendente.

MÉXICO VIVO. Serán jardines igualitos a los de Xochimilco, el Pedregal, una selva húmeda, océanos y arrecifes y te explicarán cómo dependemos de la naturaleza.

MI HOGAR Y MI FAMILIA. Entenderás lo importante que son las redes sociales y cómo cambia la forma de ver el mundo y vivirla según tu edad, la de tus abuelos y la de tus papás.

TU BARRIO-CIUDAD. Te explicarán qué es lo que te da identidad, las diferencias que tienes con otros niños (y adultos) del mundo y los problemas de la ciudad.

LABORATORIO DE IDEAS. Aquí podrás hacer piezas de arte con la asesoría de los artistas que estén en residencia. Tendrán herramientas de robótica e impresoras en 3D.

Nueve puntos del museo a visitar tras la remodelación

1. Verde por aquí, verde por allá…

En los nuevos jardines sentirás que estás en Xochimilco, el Pedregal y hasta en la selva. Además, habrá un andador elevado para observar todo lo que sucede en las copas de los árboles.

2. Ay, madre (naturaleza)

El Papalote será ecofriendly, tendrá una azotea verde, una planta de aguas negras y grises y reusarán el agua de lluvia de los jardines.

3 y 4. Tú y yo a la fiesta…

Habrá un nuevo salón para hacer toda clase de eventos, desde conferencias hasta fiestas. Tendrá su propia cocina y una entrada independiente del museo.

5. Se hace chiquito, se hace grandote

Las salas se podrán ajustar a como las exhibiciones lo necesiten y en la parte de arriba del museo habrá un laboratorio de idea para que juegues con robots e imágenes 3D.

6. Viene, viene, quebrándose

Tendrá un estacionamiento más grande (cabrán 300 autos), así que ya no tendremos que esperar a que se desocupe un lugar.

7. A calentar motores

El vestíbulo será un espacio abierto como una gran plaza pública donde habrá algo impactante, como videos, instalaciones o piezas de arte. Y podrás ir fuera del horario del museo. Ahí estarán las taquillas.

8. Te la van a recordar

Buenas noticias para los chilanguitos (no tan buenas para los papás) porque ahora la tienda dará a la calle y no tendrás que entrar al museo, así que no podrás evitar el souvenir.

9. Pare de sufrir

Ya no sufrirás por conseguir mesa en la zona de comida porque será más grande (cabrán 465 comensalitos). Estará a un lado del estacionamiento bajo la pérgola del nuevo vestíbulo y podrás comer ahí sin entrar al Papalote.

Clic en la imagen para hacerla más grande

89465Papalote.
Papalote. (Chilango.)

También lee:

El festival del mole llega a la delegación Venustiano Carranza

Video y galería: Los motores de los F1 retumbaron en el Zócalo

Ahí viene la Feria de la Cerveza 2015