¿Cómo estuvo Metrópolis?

Crónica de un hallazgo cinematográfico

Si pensábamos que en nuestraépoca los grandes descubrimientos eran imposibles, que en verdad ya no habíanada nuevo bajo el sol, estábamos equivocados. Ayer más de seis mil personas lo comprobaron durante la primeraproyección en México de la versión más completa de Metrópolis.

Esta versión incluye el hallazgo de 25 minutos dematerial que habían estado perdidos por más de 81 años. Entre ellos una escena erótica más larga del baile de María que enloquece a los hombres y los lleva a la perdición. Estos escenas recuperadas se distinguen por la textura de la cinta, unas líneas verticales que sin embargo, no demeritan la calidad visual de la obra.

Para asemejar el estreno original y como un elemento que emocionó particularmente al público, la Orquesta Filarmónica Nacional, dirigida por José Luis Castillo, interpretó lapartitura original compuestapor Gottfried Huppertz.

Esta emblemática cinta de FritzLang de 1927 recrea una sociedad futurista que se organiza en torres de babelen las que en los pisos superiores habita la clase intelectual y adinerada,mientras que en los sótanos y entre las máquinas, trabajan los obreros. Ambossectores, jamás conviven. Los trabajadores están en espera del "mediador" -lapersona que pueda unir a la cabeza con las manos de ese mismo cuerpo-, sinembargo, la esclavitud a la que son sometidos los lleva a lainsurrección. 

3585-http://www.youtube.com/watch?v=7ve6HsjT3Og 

El cómo esta película restaurada de35 mm llegó a nuestro país para clausurar la Décima Edición de la Semana deCine Alemán, es una historia de aventuras. 

Todo comenzó el 13 de noviembrede 1926 cuando se estrenó en el Berliner UFA-Palast am Zoo de Berlín (este cinetodavía existe) la versión original y completa: 4,189 metros de celuloide. Apesar de ser un filme que se convertiría en representante del cineexpresionista alemán (tiene otras influencias como del constructivismo y deldadaísmo), eran tiempos de entreguerras y las posibles interpretacionesideológicas de la trama, la volvieron víctima de los laberintos de ladistribución. 

Cuando Metrópolis llegó a Estados Unidos, la película se redujo parahacerla comprensible y eliminar cualquier referencia con tintes comunistas. Estohubiera significado la pérdida de una buena parte de la cinta, de no ser por unpionero del cine en Argentina que comenzó a exhibir la versión alemana queaunque también había sufrido mutilaciones no eran tan extremas como la que fuellevada a EUA.

Como un descubrimientoaccidental, por no decir fortuito, en 2008 fue hallada una lata en las bodegasdel Museo de Cine de Buenos Aires. Y esta versión que es la más completa que setiene fue catalogada como registro de la memoria del mundo de la UNESCO. Elinterés es tal que anoche llenó el Auditorio. Aunque algunos tuvieron que conformarse con las imágenes pues en los asientos superiores una estructura impedía ver los subtítulos, todos presenciamos atentos y en suspenso estacelebre película muda cuyos efectos especiales, actuaciones y calidad visual,no pierden vigencia.