7 cosas que no sabías del Castillo de Chapultepec

Donde Benito Juárez sólo pasó una noche

Uno de los lugares preferidos por miles de visitantes nacionales y extranjeros es, sin duda, el Museo Nacional de Historia, mejor conocido como el Castillo de Chapultepec, sin embargo, hay muchas cosas que seguramente no conoces y que podrían hacer que tu visita sea mucho más placentera. Aquí los siete datos que todo buen chilango debería conocer:

1. De teocalli a Museo

Ubicado en la cima del Cerro del Chapulín, Chapultepec sirvió como refugió de toltecas, teotihuacanos y mexicas; éstos últimos construyeron un teocalli dedicado a la adoración del dios Tláloc, que aún se mantiene en la estructura de este inmueble.

La construcción del castillo comenzó en 1785 bajo mandato del virrey Bernardo de Gálvez, quien lo concibió como una casa de descanso. Tiempo después se convirtió en sede del Colegio Militar, y más adelante en casa presidencial de varios mandatarios. Finalmente, en 1939 el general Lázaro Cárdenas decretó el castillo como sede del Museo Nacional de Historia.

98322Castillo de Chapultepec. 4
Castillo de Chapultepec. 4 (Leonardo Hernández Vidal)

2. Habitantes distinguidos

Desde Bernardo de Gálvez, pasando por Miguel Miramón, hasta la estancia de tres años de los emperadores Maximiliano y Carlota, este castillo ha albergado a grandes figuras, como Porfirio Díaz, Francisco I. Madero, Venustiano Carranza, Álvaro Obregón, Plutarco Elías Calles, Emilio Portes Gil, Pascual Ortiz Rubio y Abelardo Rodríguez Luján.

Caso aparte fue el de Benito Juárez, quien sólo pasó una noche en el castillo (14 de julio de 1867), ya que al asumir la presidencia del país, decidió mudarse a Palacio Nacional.

3. Balcones para una emperatriz

Tras la llegada de Maximiliano y Carlota al país, la pareja decidió intervenir el entonces llamado Palacio de Miravalle, adhiriendo diversos balcones, arcos, jardines y torres a la construcción, hecho que hizo que se le cambiara el nombre a Palacio de Chapultepec.

La historia cuenta que debido a los celos constantes de Carlota hacia Maximiliano, que solía no llegar a dormir valiéndose de la justificación del camino tan complicado para regresar a casa, Carlota mandó a hacer el Paseo de la Emperatriz, hoy conocido como Paseo de la Reforma. Uno de los balcones principales del castillo fue hecho específicamente para que ella pudiera ver a lo lejos cuando iba y regresaba el emperador.

4. Objetos

La mayoría de los objetos que se exhiben pertenecen a la época maximiliana y porfirista. Sólo el 10% de las más de 100 mil piezas que comprenden la colección del recinto son expuestas. Hay desde pinturas murales hasta objetos decorativos de la época. Si vas, ve el carruaje de gala de Maximiliano, que fue una de las solicitudes de Austria para devolver a México el penacho de Moctezuma.

5. Salón fumador Vs. Salón del té

Tiene más de 50 salones, entre ellos el salón de juegos, sala de lectura, comedor, sala de té, salón fumador, recámaras, gabinetes de aseo, entre varias amenities más.

Cabe mencionarte que el salón fumador tenía como principal característica la no admisión de mujeres; era el sitio donde los hombres se reunían a tomar whisky o cognac, fumar puro y hasta hachís. Sin embargo, el salón del té era su contraparte, pues fue el preferido por Carlota para atender reuniones cuando Maximiliano salía de la ciudad.

98321Castillo de Chapultepec. 3
Castillo de Chapultepec. 3 (Leonardo Hernández Vidal)

6. ¡Agua va!

Uno de los espacios que se pueden ver al recorrer este castillo, es el gabinete de aseo, pero ¿qué tiene de interesante esto? Pues resulta que este lugar ¡no tiene inodoro ni lavamanos! Sólo dos baldes al costado de la tina, que servían como bacinicas lujosas de la época. Resulta que al terminar sus necesidades, solían aventar sus heces al cerro, de ahí la frase “¡Allá va el agua!”.

También los baños de esponja eran la manera en la que los extranjeros se limpiaban, y aunque la bañera que se exhibe es muy bella, nunca se utilizó más que como adorno, ya que por ser de mármol, el agua permanecía caliente muy poco.

7. Batalla de Chapultepec

Aquí nació el mito en el que se dice que Juan Escutia se envolvió en la bandera y se aventó de la torre para que este símbolo patrio no fuera mancillado. Cierto o no, este es uno de los lugares que debes visitar.

98319Castillo de Chapultepec. 2
Castillo de Chapultepec. 2 (Leonardo Hernández Vidal)

Y tú, ¿te vas a perder esta joya de la ciudad? 

Museo Nacional de Historia. Castillo de Chapultepec
Bosque de Chapultepec, Primera sección

mar-dom, de 9-17 h
$65, dom entrada libre

También lee:

Manual del chilango vacacionista

¡Todos a la Feria de la Nieve en Xochimilco!

Curiosidades de ‘Batman v Superman’