Sólo para llevar

¡Sí hay servicio!

Para extremar precauciones los restuarantes de la ciudad no estarán recibiendo a nadie en sus comedores, sin que esto signifique que cierren por completo. Así que si no quieres cocinar en estos días, te pasamos la lista de los lugares que tienen servicio para llevar.

Por el momento estos son los confirmados:

Primo Baccio: si se te antoja algo de comida italiana, aquí tienen pastas bastante originales.

50 Friends: Pizzas a la leña de lo que se te antoje. Y, para el postre, un rico Tiramisú.

Ivoire: Cocina de autor, con recetas cargadas a los pescados y mariscos. Quizá en el empaque para llevar se pierda un poco la presentación de los platos pero el sabor va intacto.

Dumas Gourmet: Llévate una ensaladita, baguette, chapata o pan recién elaborado de la cocina de la chef Sonia El -Nawal.

Cochinita Country: Si lo que tienes es antojo de un plato al estilo yucateco ¡bomba!

Le Bouchon (a través de su tienda gourmet La Boutique: Si lo que te apetece es algún platillo de corte francés.

Alaia: Para que pruebes los platillos típicos de la Costa Vasca.

-La Truffe: Una tienda de la colonia Roma que además de materia prima vende platillos preparados (en algunos casos, listos para meter al horno, calentar y servir.

Bistro Mosaico: Este bistro es famoso por su menú de estilo francés con algunos dejos de cocina internacional. Tienen unas papas a la francesa muy recomendables.

The Palm: Comprate una hamburguesa gigante, valen mucho la pena.

Litoral y Keparrilla: Estos restaurantes hermanos (de mariscos el primero y de cortes de carne el segundo) también tendrán servicio para llevar. Además ofrecen un 20% de descuento adicional en el monto de la cuenta. Por esta ocasión habilitaron servicio a domicilio para las colonias: Condesa, Roma, Nápoles, Del Valle, Polanco, Anzures  y Escandón

Más notas

Recomendaciones vs el virus
¿No quieres salir a comer? Pide a domicilio
15 rolas para el Apocalipsis
Top 5: Epidemias de película
Saca la nalguita que te va tu inyección
A tachar de la agenda
Mi reino por un cubrebocas