Diner mexicanizado. En Volver hay una buena combinación de platillos de la cocina americana con opciones vegetarianas y veganas. Sirven desayunos, comida, cenas y café en un ambiente casual. Por la mañana, aunque su especialidad sea lo americano, no pueden faltar los desayunos con chilaquiles, y aquí son fantásticos, especialmente los verdes. El otro platillo que le compite en la preferencia de los clientes asiduos al lugar son los waffles, pruébalos con cajeta y frutos rojos si los quieres dulces, pero si optas por los salados, te sugerimos los de pechuga y jamón de pavo o con salchicha alemana.

Ya para la tarde, no te saltes la entrada, hay desde guacamole y champiñones al ajillo, hasta papas fondue, pasando por aros de cebolla y espinacas a la crema, entre otras delicias. Luego continúa con una sopa de tortilla –muy solicitada en este lugar– o elige la ensalada de manzana o la de pollo con naranja, te sorprenderá el sabor de cualquiera de estas tres opciones.

En Volver manejan hamburguesas de carne, pollo, vegetarianas y veganas, que son otro de sus atractivos. La hamburguesa de portobello con requesón de almendra es muy buena así como la de res con fondue de queso de cabra. Como te estarás dando cuenta, rebasan las típicas opciones de hamburguesas, así que encontrarás variedad. También son muy recomendables sus macarrones con queso. Además hay sándwiches, panninis y buenas papas en gajos o fritas.

De postre, prueba el príncipe Alberto, que un delicioso brownie de chocolate, o el panqué matcha. Y si te apetece tomarte un trago, manejan cervezas artesanales, mezcal y vino. La atención de los meseros es relajada y familiar y lo que más se escucha en la música ambiental es jazz. Con todo esto puedes completar una experiencia que seguramente te hará volver, de hecho es por esta idea que nombraron así el restaurante.