Un lugar con tradición en cortes de carne, en un ambiente rústico. La Tablita tiene varias décadas ofreciendo buena carne a la parrilla. Y si bien ya no tiene la fama de antaño, sí sigue siendo un lugar agradable para ir a comer y no sólo eso, también para desayunar. Por la mañana ofrece un buffet ($299) con estaciones de jugos, frutas, diferentes tipos de huevo, antojitos, variedad de guisados mexicanos, hot cakes y todo lo que se puede antojar para comenzar el día.

Ya por la tarde, vale la pena abrir boca con un jugo de carne (le ponen salsa inglesa) y unas empanadas o un queso provoleta o una chistorra para seguir con un New York o el tipo de corte que más te guste. Las guarniciones son ensalada, papas al horno o verduras al vapor. También ofrecen molcajetes, mollejas al ajo, diferentes tipos de ensaladas, pescados, aves… todos los platillos son vastos y bien sazonados. Su clericot es muy recomendable.