Este lugar tiene una excelente apariencia, con una decoración provenzal de tan buen gusto que parece que estás comiendo en el sur de Francia. La combinación azul marino con blanco predomina en sus diferentes estampados, haciéndolo muy acogedor. A eso hay que agregarle la vista al Parque del Reloj y la tienda gourmet que está en la planta baja, en donde hay un cafecito con mesas en la banqueta que invitan a sentarse a observar el vaivén de la vida cotidiana del parque.

También desde la terraza se puede ver el parque. Es muy cómoda y se presenta como una gran opción para ir a tomar un drink después de comer o cenar.
En realidad pagas por el lugar, pero lo vale.

El menú cuenta con platillos tradicionales franceses, como el estofado de cordero, pierna de cordero estofada por 24 hr acompañada de jugo de cordero y puré de papa, y el beef bourguignon, en salsa de vino tinto y verduras torneadas. Una entrada muy francesa para esos platillos podría ser el ceviche de palmitos, en aceite de olivo, jitomate, pepino, cebolla morada y limón eureka, y, de postre una crème brûlée.

Muchas veces, lo que pasa al ver el menú es que no sabes qué pedir. Te sugerimos considerar, entre los platos fuertes, el atún con costra de pimienta, cuyo término de cocción es bueno, ya que por dentro se conserva rosa y la carne es muy tierna. En combinación con lo duro de la costra de pimienta, que le da un sabor fuerte, se logra un plato muy agradable. También están los camarones al curry, que están en su punto y vienen bañados con un curry caldoso y de sabor suave que no mata el sabor del camarón, sino lo complementa.

Ivoire no cuenta con un gran surtido de vinos, sin embargo, la selección de su cava es suficiente. Hay franceses, italianos, españoles, mexicanos, chilenos, argentinos y australianos.

Entre los postres se encuentran algunas propuestas llamativas, como los sorbetes de frutas frescas y un crumble de pera y manzana. Para acompañarlo puedes tomar un café expreso, un capuchino o, si de plano tu estómago ya no puede más, también hay un delicioso té verde con jazmín entre las opciones de tés que tiene este lugar.
En Ivoire predomina un ambiente divertido, el lugar es espectacular y no queda más que decir: bon appétit.