Aunque entre semana es más ambiente de oficinista, el lugar se vuelve familiar los sábados, ese día hay dos horas de mariahi. Entre semana hay un trio dando la vuelta para cantarte tu canción favorita.

Es lugar para comer a gusto y beber algo. Hay botana gratis a partir de la segunda copa. Su menú cambia día a día pero es fijo, los lunes siempre hallarás lo mismo, los martes igual y así hasta el sábado, o puedes pedir a la carta.