“La comida como siempre buena, el servicio aún mejor” dice una de las tantas servilletas que comensales distinguidos han dejado en las paredes de éste restaurante de gran tradición y tienen toda la razón.

Al entrar el dueño te da la bienvenida, un lugar ideal para ir en familia o grupos de amigos, cómodo, tranquilo y clásico. Puedes empezar con una espesa y cremosita Crema de Aguacate, aunque si lo que quieres es entrarle de lleno con los sabores del mar, las opciones sobran: Almeja Viva, Paté de Anchoas o el Cocktail de Mariscos Danubio son algunas de nuestras sugerencias.

Ya para el platillo principal te recomendamos la Langosta Thermidor, los Langostinos a la Plancha (para compartir) o el codiciado Cangrejo de Alaska. Si vas entre 1 y 5 de la tarde, puedes disfrutar de un menú de 5 tiempos con café y postre por $205 de lunes a sábado y domingos $220.