Centro Libanés

Hermes 67

Entre 2 de Abril y Minerva

Col. Crédito Constructor

Tel. 5228 9933 / (Ext. 3500 y 3501)

Horarios:
lun-dom 8-21 h.
Precios: $ 300 - $ 400
Formas de Pago:
TC: Mastercard American E.
Efectivo
Sitio Web
Generos : Arabe
Servicios: Desayunos, Reservación recomendada, Abierto en Domingo, Area para niños, Comida de negocios, Ideal para grupos grandes, Valet parking, Servicio de bar, Servicio de banquetes, Servicio para llevar, Carta de vinos destacable, Facilidades para discapacitados, Internet Inalámbrico, Ambiente familiar, Para ver deportes, Para socializar
No faltan buenas opciones de comida libanesa en la capital. El restaurante del Centro Libanés, empero, tiene lo suyo en tradición y comodidad. El sitio es amplio y bien iluminado, con grandes ventanales que tienen vista a las albercas del Centro. Si te pones exigente, puedes criticar lo gastado del mobiliario y la alfombra –como de vieja cafetería venida a más–, pero si caíste allí es porque tienes antojo de jocoque (el seco es un poco más agrio que el de vaso, que parece yogurt natural), de berenjena molida o asada, de garbanza, de tabule (el plato tradicional libanés a base de trigo, perejil, jitomate, cebollín, limón y aceite de olivo), de tacos de col, de hojas de parra o de keppe crudo o charola (carne de carnero). Se antoja compartir todas esas delicias colocando los platos al centro.

Entre las especialidades destaca el pollo shestauk, que viene cortado en aciditos y rosados trozos marinados una noche antes en salsa de betabel, limón y ajo. El filete de pescado tahine, bañado con una espesa salsa de ajonjolí de sabor suave, es otra agradable sorpresa.

Modérate con el crujiente pan tostado árabe si quieres llegar al postre: dedos de novia con nuez y mamules de dátil parecen placeres extraídos de Las mil y una noches. Empalagosos, sí; de alto contenido calórico, también. Pero siéntete tranquilo, pues la ingesta del ubicuo trigo le hará bien a tu organismo. Entre semana coexisten en este comedor socios del Centro y ejecutivos de la zona; sábados y domingos se dan cita nutridos contingentes de la comunidad libanesa.