Ya no hay que ir hasta Yecapixtla porque desde 2012 ellos traen la cecina y la longaniza hasta este lugar en la Narvarte, en el que las tortillas se hacen a mano y la frescura de los ingredientes se siente y se sabe.

La salsa favorita es la de chile de árbol (sólo para profesionales) pero prueba también la molcajeteada de chile serrano, que pica menos. Échale nopales o cebolla a los tacos, perfecto acompañamiento. Su guacamole te llevará a esa infancia donde había más aguacate que agua: sabe a casero.

Ofertan la especialidad: Ceci especial, que lleva longaniza, queso y, obvio, cecina: adorno culinario que dejará lleno a cualquier comelón con dos o tres. Pero si comes más, te comprendemos.

Taco de cecina: $20.