Este espacio es una casona renovada en la colonia Roma, que en su interior tiene un restaurante llamado Blanco Colima, en el que los chef Hiroshi, Víctor y César hacen una fusión de sabores de cocina mexicana con técnicas japonesas y europeas.

Además, cuenta con Lázaro, una extensión del restaurante donde cambia el mood a algo más relajado, pues converge con una zona de galería de arte que le da un toque diferente al lugar.