Monchis para dos

Apapacho estomacal

San Valentín se fué como llegó. Espero que todos lo hayan pasado demaravilla con sus seres queridos (o querendones). Yo por mi parte tuve un finde semana espectacular, pero me hizo pensar que sería padrísimo poder pasartodos los días como si fueran el día más sonriente del año. No lo digo por losregalos, comidas, cenas o eventualidades que hacen del 14 de Febrero una fechasuper romántica, si no porque pensé que no siempre hacemos todo lo posible parahacer sonreir a las personas que queremos.

Mi conclusión, como ya se habán imaginado, es que no hay mejormanera de hacer sonreir a alguien que con algo que les caliente el estómago ylos haga querernos más. Hoy les recomiendo que se vayan de pinta un día,recomienden a su otra mitad, amigos, padres, hermanos o primos que hagan lomismo y se den un día para cocinarles. Les dejo un menú de comida o cena paraque lo utilicen el día que quieran revivir el amor y la amistad… porque desdemi punto de vista, no hay que esperar a que llegue Febrero para hacerlo. Yo porlo pronto, llevaré a cabo mis propios consejos y cocinaré el menú íntegro estefin de semana, ahí les cuento que piensa mi suegro al respecto.