Maridajes taqueros

Porque el vino también armoniza con este alimento chilango

Pastores, carnitas y los vinos para acompañar

Todos los maridajes (combinaciones de comida y bebida, que no necesariamente involucran vino) son entretenidos y sabrosos. Se puede jugar con las sensaciones, temperaturas y sabores de la comida y la bebida, o viéndolo más simple, se puede comer algo que nos gusta con alguna bebida y que el resultado sea una comida más agradable.

Todo maridaje es altamente subjetivo, pero existen puntos de referencia que pueden ayudarnos a crear una experiencia mejor. Un punto de partida es el sentido común, por ejemplo, puede ser que a nadie se le antoje una sopa de lenteja con un refresco de limón -o igual y sí, pero es minoría-, pero que tal una chela oscura y un molito poblano –suena mejor, ¿no lo creen?-.

La parte mas importante en este juego del maridaje es que la comida debe ser el personaje principal y la bebida (vino, chela, cuba o agua de limón) un condimento extra para hacer más placentero el platillo.

Sabemos que cuando se piensa en “maridaje”, lo más común es imaginarse una cena de gala con mucha gente con ropa incómoda-elegante, mil cubiertos y el nerviosismo de que nos sirvan algo que no tenemos ni idea de que es… ¡error! se puede hacer un maridaje con absolutamente lo que quieras. Para probarlo el staff de buenavida.mx propone la guía del maridaje taquero;  los favoritos de los chilangos, acompañados de vinos que puedes conseguir en prácticamente cualquier supermercado o tienda especializada a precios muy accesibles.

Esperamos que repitan los ejercicios que aquí proponemos y nos dejen todos sus comentarios al respecto.

Pastor &#43 L.A. Cetto Zinfandel 2007

Un favorito de la gastronomía chilanga que se lleva de maravilla con este vino tinto aromático y frutal en una combinación que realza lo mejor de cada parte.

La acidez, junto con los aromas y sabores de frutas del vino se complementan con lo condimentado del taco al pastor; el taco no se siente grasoso gracias al alcohol y astringencia del vino, que limpia la boca neutralizando el &#92cebollazo&#92.

Falta la mejor parte, a la que hay que poner atención ya que prácticamente hace el maridaje: ese sabor ahumado, doradito, quemadito de la carne al pastor se une a la parte especiada, terrosa y algo seca del vino; se acompañan hasta el final y prevalecen de forma agradable por un buen rato.

Recomendación: no abusar con la salsa, puede apagar los sabores del vino.

Bistec con queso &#43 Monte Xanic Chardonnay 2007

El taco tiene que tener una buena tortilla -de preferencia a mano-, un queso no muy fuerte y una carne sin mucha grasita; ponle un leve de limón, un poco de salsa verde (en su mayoría tomatillo y poco picante) y acompáñalo con éste vino que sabe a maderitas y frutas con un leve final mantequilloso.

El taco por si solo como que queda bien con el vino y nada más, pero la salsa verde es la que hace toda la magia. Esa acidez del tomate verde con lo picosito del chile ayuda muchísimo al vino y al taco en conjunto. El maíz aporta cositas dulces, la carne y el queso acompañan a lo pesado del vino, y el final que queda es de la salsa con la mantequilla y maderas del Chardonnay.

Buen combo, háganlo aunque los vean raro en la taquería.

Carnitas &#43 ST Colombard 2008

Tratando de describir lo inesperadamente bien que funciona la combinación del clásico taco de carnitas con el Colombard de ST (Bodegas Santo Tomás) diremos que &#92Es algo que tienes que probar pase lo que pase&#92.

Son muchos aromas, sabores y texturas involucrados en éste maridaje: cítricos, dulces, algo de miel, la masa de la tortilla, manteca, el cilantro y el chile verde. Les recomendamos poner atención sobre todo en la combinación del cerdo y la manteca con lo cítrico y meloso del vino... queda algo así como un cerdo a la naranja, muy rico; el cilantro y el chile verde se balancean perfecto con la parte frutal y fresca de éste vino blanco y hasta lo ayudan, ya que incluso parece salir algo herbáceo en el vino.