LAS ÉBRIDA… ¡HÍBRIDAS!

¡Salud!

 

Cantinas re-mezcladas y renegadas al borde de perder su noble condición

El Río de la Plata: Orillándose a la orilla
De todas las que visitamos esta es la en la que te recibe en la puerta un fortachón con una camiseta que dice SEGURIDAD. Te revisa de pies a cabeza, te dice buenas tardes y te deja pasar. Adentro entiendes el por qué de estas precauciones. El grueso de sus clientes son chavos que apenas rebasan los veinte años y que han hecho de este SU lugar. La música es mucho más fuerte de lo que oyes en una cantina y puedes ver colgadas sus promociones: tortas de $17 con quesillo, cartones de 10 cervezas por $130, hot dogs y hamburguesas con papas. Hay diferentes bebidas 2×1 a todas horas y todos los días. Se supone que su menú de $42 te lo dan gratis con unas 2 o 3 cervezas pero a nosotros no nos ofrecieron nada en la barra. Los baños no son los más limpios y el de mujeres es camouflage: está escondido en una pared blanca con rayas cafés y no tiene botón pero tiene un jerga en el piso  y la puerta de la cortina de metálica con la que cierran el lugar. Si al leer esto sientes que no te sale un bastón virtual esto es para tí. Hace unos tres años podías llegar un sábado en la noche y escoger la mesa que más te gustara. Hoy si logras entrar corriste con mucha suerte.
República de Cuba esq. Allende, Centro, 5521-7247.
Tequilómetro Cazadores $45

La Nueva Oficina: Perdida en el espacio
Barra iluminada con neón, bufandas de clubes de futbol enmarcadas, homenaje a los Beatles, portadas de discos de Cyndi Lauper, Asia y un LP rojo transparente de Boogie Wonderland de Earth Wind and Fire. En la tele sale Boy George. Una cantina tiene derecho a tener pretensiones pero, ¿por qué de bar ochetentero?  ¿Qué hace a lado del Fru Fru un lugar que podría estar en la Zona Rosa… o en Coapa? Aquí, más que nada, vienen jóvenes pero pocos son vecinos de la zona.  Creemos que su servicio necesita entrenamiento o tú necesitas paciencia para explicar lo que quieres y evitarte sorpresas. A su favor están su limpieza y sus precios razonables. Su lema es “Donde lo único permitido es relajarse y divertirse” y hay quien seguro se lo pasa bomba con su espacio relativamente grande para la música en vivo. El jueves, viernes y sábado puedes encontrarte con karaoke, música de los Beatles y rock en tu idioma. Los días de música no hay cover pero las chelas aumentan de $11 a $16. Ya estás advertido.
Donceles 20 esq. Callejón del 57, Centro, 5512-9387.

Tequilómetro: Cazadores $46