Filete Miguel

Flickr.com/Juan Rossi

¿Qué es?
Un filete de
pescado frito relleno de cualquier cantidad de mariscos, bañado en una salsa
cremosa de chipotle. No das crédito.

¿Por qué la
probaríamos?

Porque es
espectacular. Desde el momento en que lo ves dudas de ti mismo. ¿Me lo acabaré?
¿Por dónde podría empezar? ¿Y si mejor le tomo una foto? ¿Me lo merezco acaso?
¿Traigo mi tupper en la cajuela? En fin. Una vez que te animas, encajas el
cuchillo. Cae un camarón seguido de un trozo de pulpo y otro de callo desde
adentro de esta esfera de pescado (que además ostenta un cinturón de tocino).
Sensaciones van, otras vienen. Ya te topaste con lo dorado del pescado en tu
boca mientras patinas un trocito de camarón en la salsa de chipotle…por acá ya
crujió el tocino. Y así sucesivamente.

¿De dónde
viene? / ¿Dónde lo podríamos encontrar?

Viene de las
playas de Acapulco, en el famoso restaurante El Amigo Miguel. Por su estatus de
guiso marítimo caliente, nos gustaría probarlo en algún lugar donde preparen
los mariscos al estilo del Pacífico, ya sea en los Mariscos Mazatlán, en Miguel
Ángel de Quevedo; Mi gusto es, en Diagonal de San Antonio y Doctor Vertiz; o
hasta en Los Arcos, en San Jerónimo. La invitación, como siempre, es a
experimentar. Se me ocurre rellenar el filete con una dosis de maciza con
cuerito y achicalada. O tal vez con chapulines y escamoles. El cielo es el
límite.