El representante mexicano

En esta columna

 

 

2008 Jalá Blanco

Desde Baja California éste mexicano muy peculiar, de uva Sauvignon Blanc, con aromas a piña en almíbar, pan, manzana y un divertido olor que nos recuerda un recreo en la primaria comiendo panditas de piña, sí, el dulce oso de gomita.

Otro vino con buena acidez acompañado por un sabor meloso, medio dulce, como entre naranja y toronja, y un leve de sabor a pan. La experiencia al probarlo es parecida a desayunar un french toast (pán francés) con una embarrada de mermelada de naranja o toronja, sólo no tan dulce como se lo imaginan.

Lo venden por alrededor de $200 en tiendas especializadas (La Castellana y La Europea).