El miedoso

naama/flickr

Si eres de los que la lluvia fuera de arrullarte, te causa pánico, y que justo cuando estás apunto de lograr pegar el ojo un rayo parte el cielo y te hace dar un brinco que hará que te tome otra media hora volver a conciliar el sueño, entonces no hay nada mejor que un té de tila.