Descalzo en California

En esta columna

 

 

 

 

2007 Barefoot Pinot Grigio

La verdad es que en blancos baratos los de California destacan y casi siempre son garantía; los hacen re bien.

Éste Pinot Gris huele básicamente a chicle motita de platano con un toque de toronja. En la boca empieza muy padre con un leve burbujeo casi imperceptible pero que ayuda a hacerlo todavía más fresco gracias, una vez más, a la alta acidez del vino.

Sabe mucho a durazno, plátano y chabacano, tiene poco alcohol y sabores en general muy refrescantes por lo que automáticamente piensas en tomarlo en la playa con unos mariscos recién salidos del mar.

Cuesta $100 y se consigue en todos los supermercados chilangos.