Chef y sommelier a domicilio

Más que un catering

VÍA@Gynna_H
Getty Images

El servicio de chef a domicilio no es nuevo en México. Daniel Ovadía, quien además de ser chef, es CEO del grupo que lleva su nombre, realiza esta práctica en la que el restaurante se ajusta a las condiciones de un espacio doméstico o industrial. Enrique Olvera y Mikel Alonso también disponen del equipo y el diseño del menú, así como vajillas y mobiliario para desplazar la experiencia gastronómica de sus restaurantes hacia un entorno hogareño.

Desde hace siete años, el chef Luis Aranda ofrece un servicio que va más allá de sólo cocinar y abandonar el lugar en donde lo contrataron. Él se queda con quienes lo contrataron de principio a fin: “Muchos se limitan a dar un servicio donde cocinan y se van, lo que he buscado es que la experiencia sea cien por ciento sensorial y se consienta a los cinco sentidos”.

El trabajo de Luis Aranda consiste contactar al cliente para personalizar el menú de acuerdo a la ocasión: “Mando de cuatro a cinco opciones de menú de tres tiempos, pero la persona tiene la libertad de escoger platillos de acuerdo a sus gustos”. Después, compra los ingredientes para cerciorarse que sean los mejores y estén frescos. Los lugares que escoge para esto son el Mercado de Portales, el Mercado de San Juan, La Merced y si el producto es muy especial, tiene los mismos proveedores que algunos restaurantes del DF.

Luego, viene la parte de cocinar en la casa de la persona que lo contrato. La hora de llegada depende del número de comensales así como de la complejidad de los platos previstos para el servicio. Prepara la mesa. Si es una cena romántica (que por cierto, es lo que más piden), procura que todo gire en ese mood. Coloca varias velas y busca la música adecuada para que el ambiente se impregne de intimidad.

Además, algo que ha perfeccionado con el tiempo es el maridaje y es por eso que los servicios ya cuentan con un sommelier de Monte Xanic, quien a lo largo de la cena le explica a las personas los sabores que experimentarán. “Es como una pequeña cata, pero en tu casa”.

Por otra parte, también está la modalidad de comida-clase en la cual el chef, además de ir a cocinar a tu casa, enseña a hacerlo, da tips y junto con los clientes, monta los platos y los sirve en la mesa.

El servicio dura dos horas si sólo es cena romántica y tiene un costo de $3, 500. Si es comida-clase el precio es de $4, 000.

Para más información envía un mail a luis.aranda.g@gmail.com o contacta a Norma Rodríguez en el número 04455 1798 5216