5 formas de comer alitas

Salsas para todos los gustos

Cortesia
Comer alitas es toda una experiencia de sabor, y ahora que Las Alitas ya abrieron en la Condesa te dejamos estas combinaciones para todo tipo de paladar. Desde los conservadores hasta los más atrevidos.  

Para los paladares conservadores:

Entrada: aros de cebolla fritos, llevan una jícama al fondo para neutralizar el sabor.
Bebida: Mojito 

Para los más atrevidos:

Entrada: chiles jalapeños rellenos de queso crema.
Bebida: Long Island 

Plato fuerte: Alitas 

No pica

Aliyaki: Salsa semi-agridulce, para quienes prefieren sabor que picor.
Descripción: Leceta especial de los antiguos monjes winguistas, con ese honolable sabol lleno de kalate. 

Pica poquito

Lemon Pepe: Esta salsa con sabor a limón y pimienta es nuestra recomendación para los que quieren sentir una explosión de sabor boca sin quedar enchilados.
Descripción: Si los dioses de las salsas quisieran que probaras algo con sabor a limón y pimienta, crearían la Lemon Pepe, pero nos adelantamos. 

Pica Rico

No.3 Sause: De toda la oferta de salsas, esta es de las más poderosas en sabor. Está en el límite de lo dulce y picosito. Es fuerte y sus sabor es duradero.
Descripción: No hay mucho que explicar, tu pídela y date cuenta porque la llamamos número 3. 

¡Cuidado!

Atómica: Para los que prefieren las cosas picositas, en la primera mordida no te enchilarás. Pero espérate a llegar a la tercera. Ésta fue nuestra favorita.
Descripción: Esta salsa no podría destruir ni un cacahuate pero no te confíes porque tiene lo suyo.  

¿Te animas?

Salsa Habañera: Esta es la salasa de os valientes, es saladita, picante, y con un toque de habanero que te dejará bien enchilado. Nuestra recomendación si lo tuyo son las cosas picosas.
Descripción: Al pasar por un panteón me gritó una calavera si vas a comer alitas pídelas con habañera.