4.- Náos

Marc Fauche /Archivo Chilango

Menú 6.16
Atmósfera 4.33
Puesta en mesa 5.5
Decoración/diseño 5.8
Temperatura de alimentos 5.8
Presentación 12
Sabores 18
Calidad de materias primas 13.66
Atención 14

Chef Mónica Patiño / Sous chef Ricardo García

Un lugar que, por quién sabe qué razones, habíamos colocado en la reserva. Cualesquiera sean: son erróneas, Náos merece que lo tengamos en la punta de la lengua. Físicamente es un restaurante abierto, en que la luz del sol es tan protagonista como la larga barra de alcohol, paralela, o la de mariscos, transversal. En la comida hay un equilibrio que casi nos atreveríamos a llamar sabio: platos de cocinas regionales (panuchos perfectos, por ejemplo), platos clásicos de la chef Mónica Patiño (robalo a los tres chiles) y excursiones aventuradas (chuletón de puerco kurobuta en una salsa "al ajillo"). El servicio es afinadísimo y familiar, como en uno
de esos restaurantes del centro de la ciudad, perdidos para siempre, a los que Náos claramente quiere rendir un homenaje nostálgico -el Prendes, por ejemplo. 

Platillos probados: caldo de pollo de cortesía; fideo en seco con chorizo y aceite de chiles secos; pato al pastor para taquear; panuchos de cochinita pibil con frijoles refritos y salsa de habanero; ostiones Sol Azul; pato con salsa de mandarina; ossobuco de ternera con zanahoria y espinacas al vapor; robalo sellado con foie gras y papitas cambray; tarte tatin con crema agria; higos rostizados con helado de albahaca y pimienta con queso Ramonetti.
• Alimentos: $600
• Vino nacional: vino de la casa Ensamble $118 (copa), $444 (botella)
• Cerveza: $38
• Agua/coctel: El 19 (pepino, mezcal y epazote), $97

Palmas 425, Lomas de Chapultepec, 5520 5702, lun-mié 13:30-23 hrs, jue-sáb 13:30-24 hrs,
dom 13-18 hrs.

Náos