4. La cava

Para el foodie que llevas dentro

Especial

Si ya compraste las copas, el paso evidente es utilizarlas. Y para eso, hay que tomarse el tiempo e invertirle a la cava. No colecciones verticales, necesariamente. Puedes surtirla con vinos que sepas que vas a beber en un lapso (y ya es mucho decir) de máximo quince días, vinos que bebemos todos los mortales.

(Sugerencia: sigue las recomendaciones semanales de la columna buenavida mx, cada martes, por aquí). 

Ya después, entrado en el asunto, también es recomendable surtirse de "espirituosos": mezcales, tequilas, vodkas. Para cada ocasión.