3 formas de maridar comida asiática con vino

Atrévete a probar este mix

El arte del maridaje puede sonar muy complicado para quienes no están familiarizados con el término, pero una vez que le agarras la onda, comprendes que lo puede aplicar a cualquier tarde de comida y en cualquier lugar.

Para cerrar el año, el restaurante P.F. Chang’s renovó su carta de alimentos y su oferta de vinos con una selección de Chateu Fonchereau, con los que ofreció una cata a cargo del sommelier René Rentería.

René compartió las claves de un buen maridaje, siempre partiendo de la idea de que el mejor vino es el que a ti te gusta, pero a la vez dio tips para disfrutar de la combinación con comida asiática.

*Huele el vino: Lo primero que debes hacer al pedir una copa, es percibir sus olores; que no despida un aroma a trapo húmedo, ajo, vinagre e incluso pegamento.

*Agítalo: Menea la copa suavemente para que el líquido entre en contacto con el oxígeno y esto potencialice su aroma. ¿Te invita a probarlo?

*Pruébalo: Dale un pequeño trago y saboréalo ¿lo que oliste se siente en tu boca? No hay nada mejor que un vino coherente en olor y sabor. Repite este paso.

*Combínalo: Toma un bocado de comida y después de tragarlo, dale un sorbo a tu vino. ¿Notaste cómo el sabor de la se mantuvo regresó a tu boca?

Para lograr este efecto, debes tomar en cuenta qué vino pedir, según el platillo con el que vayas a acompañar.

René sugiere partir del punto en el que un vino blanco es fresco, el tinto astringente, mientras que el rosado posee las mejores características de los dos.

Así que la clave para combinarlos con la comida asiática es:

*Camarones. En P.F. Chang’s los encuentras como Dynamite Shrimps; van rebozados en una salsa picante que se potencializa con un vino blanco.

*Cangrejo. Hand Folded Crab Wonton son unos crujientes wontons rellenos de pasta de cangrejo, en una salsa de ciruela que van muy bien con un vino rosado.

*Atún. Poke Tuna es un sashimi de cortes gruesos de atún importado, marinado en salsa de soya y ajonjolí, shallots, cebollín y un toque de sal de mar. Combínalo con un vino tinto.

Estamos seguros que con estas sugerencias de maridaje, percibirás más los sabores del mar. Pero no te limites a ello, prueba con diferentes platillos y bebidas como la cerveza, el mezcal, e incluso un agua de horchata en tu siguiente visita a tu fonda favorita. Notarás que combinar adecuadamente, potencializa los sabores en tu paladar.