Mujeres con peinados icónicos

Modelos y cantantes

Si hay matas masculinas que rockean ¿por qué no va a haber peinados famosos que rockean? Ok, tal vez no del todo, lo único cierto es que a todas las que siguen las reconoceríamos en cualquier cuadra del mundo gracias a sus pelos, peinados y greñas, tan extravagantes ellas. 

Siouxsie Sioux

41355Siouxsie
Siouxsie (Especial)

Hablar del pelo de Siouxise Sioux no es cosa fácil, pues cambiaba de estilo como de calcetines. Eso sí, siempre siguiendo su característica estética punk-gótica. La recordamos por su pelo en picos, y su maquillaje inspirado en la cultura egipcia. Lo más importante de Siouxsie no fue su look, sino la actitud con la que lo usaba.

Amy Winehouse

41347Amy
Amy (Especial)

Siempre luciendo un peinado de colmena (malinchistamente conocido como beehive), Amy Winehouse logró, entre muchas cosas, convertir su pelo en su representación visual. Este estilo ya se usaba hace algunas décadas, pero no en la misma magnitud de la cantante británica. Aunque se ve muy bien, no queremos ni imaginar lo horrible que es deshacerse esa cosa.

Karen O

41349Karen O
Karen O (Especial)

Esta irreverente mujer es famosa por su inseparable fleco. Karen O ha tenido el  pelo de diversas formas, incluyendo el famoso corte de honguito, pero nunca se ha desprendido de su simétrico flequito. Con él, ha logrado obtener esa vibra cool que la caracteriza en sus fotos, y le ha dado un toque misterioso a su imagen. 

Agyness Deyn

41345Agyness
Agyness (Especial)

La modelo favorita de Christopher Bailey, diseñador de Burberry, ha logrado cautivar a los rockeros del mundo con su estilo donde logra unir lo chic y lo punk. Su signo embelmático es su pelo, el cual siempre lleva corto, tanto rubio platinado como negro. Casi siempre tiende hacia lo picudo, logrando una estética poco común en su gremio. 

Alaska 

41351Alaska
Alaska (Especial)

Además de ser famosa por Fangoria, logró llegar a ojos de todos con su pelo naranja. Muchos lo veían como un símbolo de perversión, lo cual lo hacía todavía más fascinante, o más detestable. El caso es que nunca pasó desapercibido, que es lo que realmente importa. Muchos años después, Alaska se pintó el pelo negro, decepcionando a varios de sus fans.