(Otro) manual para sobrevivir al fin del mundo

En caso de que los mayas tengan razón, a los humanos nos quedan cinco días para prepararnos, pues la profecía sitúa la catástrofe para el próximo 21 de diciembre, tan sólo a 10 días antes de iniciar el bíblico y sagrado éxodo entre bares, cantinas y refris del OXXO, al más puro estilo de judío errante, que conocemos como Guadalupe Reyes.

Hay personas que llevan meses, años y hasta décadas organizándose para afrontar el fin del mundo. Construyen refugios o mudan su hogar a lugares alejados de la sociedad; otros se entregan a la religión por completo pidiendo el perdón y la absolución de la aniquilación terrenal. National Geographic lanzó en enero de 2012 el documental Preparados para el fin del mundo, donde podemos observar a cuatro familias estadounidenses ejemplares (¿?) que se alistaron para sobrevivir cualquier eventualidad: catástrofe financiero, guerra nuclear, o un desastre provocado por la naturaleza.

Como dicen de los alcohólicos, los enamorados y los ignorantes: el primero paso es aceptarlo. Hay que tener claro el hecho y repetirlo como mantra: “¡Oh no!, ¡es el fin del mundo!”.

Y viene la pregunta del millón: ¿por lo menos sabes qué hacer para sobrevivir? Si todo lo has dejado para el último momento, aquí te presentamos una guía de lo que debes hacer y tener en cuenta:

Paso #1

Prepara un “Kit para el fin del Mundo” cualquiera que sea la forma de aniquilación de la Tierra, ya sea por una catástrofe nuclear, por una epidemia (apocalipsis de zombies, colisión de un meteorito contra la Tierra), o Apocalipsis Bíblico. Empaca lo más esencial: comida enlatada, agua, un radio, baterías, un iPod y/o iPhone, baterías para automóvil, planta de luz, un montón de pilas recargables, una cámara (si no pasa nada, luego podrás subir las fotos a Facebook y etiquetar tu material bajo el nombre de Post Apocalipsis After), revistas porno (por si comienzas a aburrirte o necesitas inspiración), y en el caso de ellos y ellas, no se preocupen por condones: ¡habrá que repoblar el planeta!

Paso #2

Si tienes un conocido con mucho dinero, ve con él. Tal vez participe de alguna especie de logia de millonarios que ha planeado cómo resguardarse del apocalipsis con naves espaciales, arcas, residencias ubicadas en sitios que quedarán inmaculados y otros refugios de ensoñación hollywoodense.

Paso #3

Si el del dinero eres tú y logras conseguir unos días libres en tu trabajo antes de navidad, un destino seguro sería el Monte Rtanj, en los Cárpatos serbios. Se cree que ese montículo oculta una construcción alienígena que se activará el próximo 21 de diciembre y creará una pantalla protectora alrededor de la montaña. Quién esté allí podrá salvarse de cualquier cataclismo.

Paso #4

Es esencial mantenerte en forma para correr como Dios manda y enfrentar a puño limpio a los seres invasores, o zombies, o plagas bíblicas, o demonios o hasta a los caníbales que surgirán a falta de suficiente comida enlatada. Para estos casos era que el Gobierno Federal había dispuesto su famoso Prevenimss, creemos. Más que evitar la diabetes, estaba pensado para que sobrevivas a las catástrofes.