Lista, la base de datos del GDF sobre transporte público

Servirá para desarrollar útiles apps

Foto: Cuartoscuro

¿Te imaginas una app a la que le pudieras preguntar cómo llegar a un lugar en transporte público?, en el DF quizá no se algo tan lejano ni imposible.

La Secretaría de Transportes y Vialidad del DF (Setravi) y el Laboratorio Para la Ciudad –el área de innovación cívica y creatividad del GDF—, pusieron en funcionamiento la Base de Datos Abiertos de Transporte del Distrito Federal.

Esta base de datos contiene información de líneas, rutas, paradas, estaciones, horarios y frecuencias de los sistemas de transporte que dependen del gobierno de la ciudad—como Metro, Metrobús, Trolebuses, Tren Ligero y RTP—, además del Tren Suburbano y pronto se incorporará la información sobre microbuses y camiones. Incluso, incluirá Ecobici.

¿Para qué nos va a servir a los morales de a pie? Fácil. Esta información podría traducirse pronto en una app para teléfono inteligente que nos diría con pelos y señales cómo llegar a nuestro destino, darnos opciones de rutas y transportes —por ejemplo, si no queremos tomar el Metro— y hasta cuánto tiempo nos tardaremos en llegar. Algo así como un Waze pero para quienes usamos el transporte público.

Para que esto suceda, el gobierno decidió tomar una estrategia que han tomado otras metrópolis del mundo como Nueva York: realizar una base de datos de transporte y dejar que la iniciativa privada desarrolle sus propias aplicaciones. Finalmente hay muchos expertos en el tema que pueden hacerlo si tienen la información apropiada.

“Estamos seguros de que varios desarrolladores van a tomar esta información para generar estas aplicaciones, pues ya existe un mercado que solito va a generar estas soluciones”, dice Dhyana Quintanar, directora general de Planeación y Vialidad de Setravi.

“Incluso en Nueva York hicieron lo mismo que nosotros: liberaron sus datos de transporte y al cabo de un mes ya había por lo menos unas 10 aplicaciones para que pudieras descargar en tu dispositivo móvil en diferentes formatos”, agrega.

La idea no sólo se queda ahí, sino que además de ser útil a los usuarios, también servirá para los planificadores del transporte público, quienes pueden ubicar deficiencias gracias a estos datos y planear mejor las nuevas rutas o comparar, con los pelos de la burra en la mano, el transporte de la ciudad con el de otros países.

Los datos están compilados en el formato GTFS, un estándar internacional que es manipulable y utilizado alrededor del mundo.

Al proyecto aún le falta mapear el 80 por ciento de las rutas del sistema de transporte concesionado (o sea los micros, camiones y corredores viales). Esto porque el formato que se utiliza para mapear las rutas está diseñado para sistemas que tienen horarios, rutas y paradas fijas que en los concesionados son bastante flexibles