Fantasmas de la ciudad de México

Chilangos que no se quisieron ir

Especial

La caminante del Centro

Dicen que en el Zócalo, a los que van solos, se les hallegado a aparecer una mujer muy amable que los acompaña en su camino y les vaplaticando. Cuando menos se dan cuenta, la misteriosa dama desaparece. Algo muycurioso es que, de las personas que dicen haberla visto, ninguna recuerda sucara.

Los niños del 85

Durante el famosísimo terremoto que ocurrió ese año, muchos niñosmurieron en sus escuelas (recuerden que el terremoto fue un jueves, día declases).  A partir de ese día, muchaspersonas que han pasado por estos lugares en las noches, – que por cierto, notodos siguen siendo escuelas- dicen haber visto niños jugando. También dicenque se escuchan vocecitas de niños platicando.

La Planchada

Hace muchos años, en el hospital de Juárez, había unaenfermera llamada Eulalia. Era una de las empleadas más trabajadoras, hasta quellegó un médico nuevo, que le robó el corazón. Eulalia lo amaba tanto, queconfiaba ciegamente en él. No se daba cuenta de que, como seguramente ya se loimaginaron, el descarado doctorcito la engañaba. Un día, él le dijo que teníaque irse por unas semanas a otro hospital, y ella lo esperó. Otro doctor, queestaba enamorado de ella, aprovechó para contarle que su amado la engañaba, yque ese viaje a otro hospital, era en realidad su luna de miel. Eulalia sedeprimió y empezó a descuidar su trabajo, a tal grado que algunos pacientesmurieron por su mala atención.  En laactualidad, las enfermeras cuentan que muchos pacientes dicen haber sidoatendidos por una enfermera muy pulcra, con un traje blanco muy bien planchado.

El niño del Estadio Azteca

Durante la construcción del famoso templo del deporte, hubomuchas muertes y desapariciones. Cuentan que muchos trabajadores se cayeron enfosos de construcción cuando los rellenaban de cemento, por lo que ahora en lasnoches se escuchan lamentos y gritos de ayuda.  

Otra historia cuenta que en un evento,con los típicos túneles de acceso atiborrados de gente, un niño murióaplastado. Los vigilantes del estadio dicen que a veces el niño se les acerca apedir ayuda.

La mujer del taxi

Una leyenda famosa entre taxistascuenta que hay una mujer que pide que la lleven a varias iglesias, y finalmentea su casa. Al llegar, la señora pide al taxista que la espere, mientras ella vapor el dinero. Pasan los minutos, y el taxista se desespera de que la clientano aparezca, por lo que decide tocar la puerta de la casa. ¿Qué pasa después?Abre alguien más y dice que la señora murió hace muchos años. Típico.

La niña de Gabriel Mancera

Hace muchos años, más o menos a las dos de la mañana, unaniñita caminaba a la farmacia por medicinas para su mamá, que estaba muy grave.Al llegar al Eje 5, el semáforo se puso en rojo, y la niña se dispuso a cruzar lacalle. A mitad del camino, pasó un coche a exceso de velocidad y golpeómortalmente a la niña.  Ahora, estachiquilla se aparece en el cruce de Eugenia con Gabriel Mancera alrededor delas dos de la mañana, y cruza la calle, haciendo que los coches choquen,tratando de esquivarla. En pleno accidente, se va, dejando a los que están enlos coches sin ningún tipo de ayuda, para que mueran solos, como ella lo hizo.

La llorona

Definitvamente, el fantasma favorito de México.  Esta leyenda se remonta a épocas coloniales, ytiene varias versiones. La más famosa cuenta que en el siglo XVI, los habitantesde la ciudad de México tenían toque de queda, por lo que se resguardaban en suscasas desde relativamente temprano. En las noches de luna llena, losdespertaban los famosísimos gritos "¡Aaaaay, mis hijooooos!". Los curiosos quese asomaron a ver, decían que las calles se llenaban de neblina, y que pasaba caminandouna señora vestida de blanco, con un velo en la cara. Al llegar a la PlazaMayor se arrodillaba, y seguí caminando hasta el lago de Texcoco, dondedesaparecía.

Para explicar el porqué de esta mujer existen dos historias:la primera, y la menos conocida dice que esta mujer es la diosa aztecaChihuacóatl, lamentando la conquista de sus hijos, y gritaba "hay mis hijos,cómo escaparán a tan funesto destino". La segunda versión dice que La Lloronafue una mujer que tenía dos hijos, y que en un baile se enamoró de un hombreque le dijo que se quedaría con ella si mataba a sus hijos. Ella le hizo caso,pero al poco tiempo lo vio en un baile con otra. Por la culpa, se puso a llorarsu típica frase.

Las campanas de la Basílica

Hace muchos años, había un campanero muy responsable ytrabajador, que tocaba las campanas de este recinto religioso con unapuntualidad impresionante. Un día le dio pulmonía, y aún así cumplió con sutrabajo. Sin embargo, no pudo contra su enfermedad, y murió. Después de sersepultado, las campanas seguían sonando con su característica puntualidad. Enla actualidad, las campanas se siguen escuchando igual en algunas ocasiones.