De estrellitas a estrellados

Chiquilladas

Este domingo terminó oootro de esos programitas que Televisa hace para matar el ocio dominguero: Pequeños Gigantes. Y todo se conjunto para que fuera una de esas producciones que matan el ocio… pero con saña. Y como era de esperarse, hubo momentos que bien podrían entrar al catálogo de vergüenzas nacionales, en donde colocamos cosas como aquellos maratones donde los políticos mexicanos rompen récord al haberle quitado algunos metritos a la ruta real. Cosas por el estilo.

Veamos por qué. 

Galilea Montijo –la conductora acusada de delito fiscal que solicitó un amparo para evitar ser detenida (¡no podía faltar a la gran final!) recibió a Gloria Trevi, quien fue recibida en el programa infantil como si fuera héroe (o no tienen memoria de por qué estuvo en la cárcel o ya de plano son más papistas que el papá y la producción la "perdonó" ). A los chavitos los usaron para hacer una cantidad ridícula de publicidad, muy mala, por cierto, y seguro se ahorraron esos millones que cobran las celebridades por promocionar marcas. Y todo estuvo muy aderezado por momentos de un pésimo gusto: lugares comunes, cursilerías, presión sobre los niños para que lloraran al aire… en fin. Y todo para explotarlos de una forma ridículamente fea.

Por todo eso, armamos una lista con cincoactores mexicanos que empezaron su carrera siendo unos niños muy famosos. Aunque todo parecía ir bien, la fama no les duró mucho y tuvieron que pasar el resto de su vida en la esquina más oscura del olvido. No pretendemos burlarnos de su mala suerte o recordarles que hubo otros que sí supieron triunfar, tampoco hablaremos de lo malos que son, ni diremos toda la lástima que nos da el que no hayan sabido hacerla. No. Lo que queremos es que alguien se apiade de ellos y les confiese que el: "¿Que no sabes quién soy?" jamás aplicará para ellos.

Bueno, siempre tendrán la opción de iniciar con la frase "Quizá me recuerdes por mi participación en…"