La Capilla Sixtina a la chilanga

No debes viajar hasta el Vaticano

Capilla sixtina en la CDMX
Foto: Leonardo Pérez

No hay que viajar hasta el Vaticano para poder apreciar las pinturas que cubren la bóveda de la Capilla Sixtina. La parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, en la colonia Moctezuma, es ahora conocida como la Capilla Sixtina en la CDMX gracias al esfuerzo de un señor jubilado.

Como si el destino lo hubiera decidido, el encargado de pintar la Capilla Sixtina en la CDMX también se llama Miguel. Él es un señor de 70 años que, luego de visitar la capilla del Vaticano, por allá de 1999, y darse cuenta de que las medidas eran casi las mismas que la de la parroquia que visitaba, emprendió la titánica tarea de compartir con los chilangos la belleza que pintó su tocayo Miguel Ángel en Italia.

Tal como la de Europa, su parroquia mide aproximadamente 500 metros cuadrados, pero la única diferencia sustancial con la italiana es la altura. Y es que la ahora Capilla Sixtina en la CDMX mide 10 metros menos de altura, algo que la hace más fácil de apreciar.

Aunque Miguel Macías tuvo la idea de recrear la Capilla Sixtina en la CDMX desde el 99, no fue sino hasta un año después cuando puso manos a la obra. No creía que pudiera tomarle más de seis años; sin embargo, no contaba con los contratiempos y que no tenía a la familia Médici de su lado para obtener recursos. Tuvieron que pasar 18 años para que Miguel viera terminado su trabajo.

Para pintar esta Capilla Sixtina en la CDMX, Miguel adaptó un taller con unas carpas en el techo de la parroquia, donde se encargaba de reproducir en tamaño original cada una de las partes –cada uno mide más de 15 metros de largo–que componen la bóveda de la capilla que está en el Palacio Apostólico allá en el Vaticano.

La tarea no fue sencilla, pues, además de pintar, tenía que subir pegar cada pintura en la bóveda de la parroquia chilanga. Y mejor ni hablar de dinero; a pesar de que recibió el apoyo de algunos pintores y parroquianos, fue él mismo quien tuvo que conseguir la mayor parte del dinero para financiar el proyecto, gran parte por medio de préstamos.

Tú mismo te puedes lanzar para apreciar el trabajo que costó casi dos décadas a Miguel Macías y ver que acá en la ciudad no le envidiamos nada al Vaticano.

Capilla Sixtina en la CDMX

Dónde: parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. Aviación 74, Moctezuma 1 Sección

También te puede interesar: Sprayfield: Los Simpson a la chilanga