Tips para ir a Tepito

10 consejos para dar el rol por el 'barrio bravo'

Foto: Cuartoscuro

“¡Pásele, mami! ¿Como qué anda buscando?”, fueron las palabras de bienvenida al llegar a la boca de entrada del barrio bravo por la calle de Jesús Carranza y el Eje 1 Norte.

Si nunca se ha visitado esta cuna ancestral del comercio, la primera vez que una se acerca a tepis, puede vivir una experiencia cultural más que económica.

La mayoría de la banda acude para hacerse dueño de la última moda urbana en su versión apócrifa; lugar ideal donde surtirse de alguna mercancía ilegal o simplemente tomar una michelada durante un domingo desquehacerado. Para muchos otros se trata de su territorio, su espacio de trabajo y, como tal, hay que guardarle respeto.

No es por nada que la zona se ha ganado la fama de ser uno de los barrios más peligrosos de la ciudad capital, pero muchos chilangos son asiduos visitantes y suelen salir invictos, sin ningún incidente. Esta vez te compartimos nuestra humilde experiencia, a través de diez consejos prácticos para visitar “el barrio bisagra”, sin pecar de ingenuidad.

1. Ubícate en el mapa

Tepito más que una estación del Metro es una zona: abarca parte de las colonias Morelos y la Peralvillo. Por un lado están los puestos sobreruedas y además el mercado fijo. Muy cerca se encuentra el mercado de ropa de la Lagunilla, el de zapatos de Granaditas y la zona mueblera. Aunque están cerca, no confundas Lagunilla, Tepito y Garibaldi. Antes de acudir busca las calles en google maps, incluso puedes hacer una visita virtual para que le vayas tanteando.

2. Cáele en Metro.

Aunque somos entusiastas de la bicicleta, no hemos ubicado un buen lugar donde asegurar las rilas, y llevarla entre los cientos de puestos y transeúntes no es una buena idea. En auto tampoco es aconsejable, no vale la pena pagar estacionamiento cuando lo interesante del barrio es mandatorio recorrerlo a pie. El metro más cercano para adentrarse en la zona comercial es Lagunilla de la Línea B de ahí se puede caminar hacia el metro Tepito sobre el Eje 1 Norte y elegir una de las boca-calles  como Jesús Carrranza, Tenochtitlán, Toltecas o Florida que te llevarán al corazón del mercado.

3. ¿Qué busca joven?

Sea que quieras visitar la zona por curiosidad o para buscar una mercancía deseada, debes saber que Tepito sigue siendo el célebre barrio bravo. Si vas a comprar, lleva el presupuesto justo. Quizá puedes combinar visitar sitios culturales y de paso encontrar ropa, relojes, perfumes, juguetes sexuales, zapatos, accesorios electrónicos, medicina, gas pimienta y decenas de objetos ilegales.

4. Define una ruta

Una vez que sepas qué buscas, puedes definir una ruta.  Si tu visita es más onda cultural antropológica, infórmate antes de los sitios para decidir la ruta. Los espacios más interesantes son el altar de la Santa Muerte (Alfarería 12), la vecindad donde murió Guadalupe Posada (Jesús Carranza  6), la Galería José María Velasco (Peralvillo 55), la Casa de la música mexicana o el Centro Cultural Tepito-Lagunilla (Francisco González Bocanegra 73 y 82).

5. La clásica: poco dinero, no joyas.

Aunque quizá vayas de shopping, no portes tus mejores garras. Vístete sencillo, no muy fresa, ni muy ñero. Evita llevar relojes o joyas ostentosas: más que el obvio peligro de un asalto, puede que te confundan con un tepichulo y no querrás que piensen estás buscando un nuevo business. Lleva sólo el dinero necesario: portar los billetes en el calcetín no es descabellado cuando no sabes exactamente lo qué vas a comprar pero quieres llevar suficiente.

6. Acompañad@ y a buena hora

Cáele a buena hora, ni muy tarde ni muy temprano, después de las 10 y antes de las 4 de la tarde. Domingo es un día con mucha actividad y además está cerca el mercado de chácharas vintage de la Lagunilla. Entre semana está más relax. Los martes el tianguis de Tepito descansa. Procura acompañarte de un/a amigo/a; si algo feo llegara a suceder necesitarás un testigo de confianza.

7. Instagram puede esperar

Seguramente encontrarás personajes y escenas fotografiables. A menos que vayas con alguien del barrio a quien ya ubiquen en el territorio, evita la tentación de sacar tu Iphone 5 para registrar el folklor de las vecindades, el paisaje urbano o el arte callejero. Las fotos no están prohibidas, pero hay que saber en qué momento tomarlas.

8. Habla con acento neutral

Si tienes una pronunciación muy marcada, de cierta socialité, no intentes imitar el cantadito o las expresiones ñeras del barrio; habla neutro, fuerte y directo. Si alguien te alburea, no te molestes, mejor ríete y aprende. Claro, si eres de otro país, no hay por qué disimular.

9. ¡Aguas con los coches!

La mayoría de las calles no son peatonales: cuando menos te das cuenta un automóvil está rozándote por atrás o pidiéndote el paso, ¡trucha! Hay tantas cosas para ver que es muy fácil perder la noción del espacio y el tiempo.

10. Manéjate segur@, pero alerta

Camina seguro con la vista al frente, pero no peques de inocencia, evita la banqueta de las trastiendas de los puestos. La fama de Tepito no es en balde, ahí se mueven cientos de miles de pesos y aunque cada calle cuenta con su seguridad privada y pública, no faltan los incidentes diarios con los amantes de lo ajeno. Mantente alerta de grupos de jóvenes que te puedan seguir o de las famosas motonetas. Si te llegasen a asaltar, no opongas resistencia.

¿List@? ¡No tengas miedo, disfruta tu recorrido!