Riefenstahl, la favorita de Hitler

Vida y obra de Leni

Helene Bertha Amalie Riefenstahl, más conocida como Leni Riefenstahl, nació el 22 de agosto de 1902 en Berlín y murió el 8 de septiembre de 2003 a los 101 años de edad.

Riefenstahl se ganó su lugar en la historia del cine por ser una pionera en técnicas fotográficas, pero se le reprochó a lo largo de su vida el haber trabajado para el Führer.

Estudió pintura (de ahí su formación estética) y fue bailarina, pero una lesión en el tobillo le puso fin a su carrera. Entonces se volvió y actriz y, un poco después, directora y productora cinematográfica.

Actuó en Der heilige Berg (1926)Der große Sprung (1927), Die weiße Hölle vom Piz Palü (1929), Stürme über dem Mont Blanc (1930), Der weiße Rausch (1931), Das Blaue Licht (1932) y SOS Eisberg (1933).

78934Leni Riefenstahl y Hitler
Leni Riefenstahl y Hitler (Getty Images)

Aunque Goebbels estaba a cargo de la propaganda, fue Hitler quien escogió a Riefenstahl porque la admiraba y no quería películas aburridas, sino artísticas, lo que le dio total libertad creativa. Muchos estaban en contra de que una mujer se encargara de esta tarea, en especial porque ni siquiera era miembro del Partido nazi.

Debutó en el cine nacionalsocialista alemán con La victoria de la fe (Der Sieg des Glaubens, 1933), cinta que documenta el Quinto Congreso del Partido.

http://www.youtube.com/watch?v=ONkXztHVvCg

Su película más famosa es El triunfo de la voluntad (Triumph des Willens, 1935), un documental sobre el Congreso del Partido del Reich que se hizo en Nuremberg en 1934. Este trabajo sobresale por sus tomas y el montaje, tan es así que le valió reconocimientos en Venecia (aunque claro, no hay que olvidar que los italianos eran cuates de los alemanes), París y otros lugares. 

http://www.youtube.com/watch?v=tgEpnG7b8i4

Luego hizo Día de libertad: Nuestras Fuerzas Armadas (Tag der Freiheit: Unsere Wehrmacht, 1935), un cortometraje documental de menos de media hora sobre el Séptimo Congreso del Partido Nazi. Mantuvo su estilo con una cuidada estética que se potenciaría en su siguiente trabajo.

Otra de sus grandes producciones es Olympia, un par de documentales sobre los Juegos Olímpicos de Alemania de 1938. Esta producción está dividida en dos partes, Fest der Völker y Fest der Schönheit. Visualmente basta con ver el inicio para darte cuenta de que es un apapacho para los ojos.

Una vez dijo que ella sólo hacía su trabajo, sin que esto necesariamente significara que compartía la ideología nazi. Argumento a su favor son sus fotorreportajes, ya que después del conflicto bélico se fue a Nuba, en Sudán, África, para retratar (y convivir con) tribus de esa región. 

Entre sus libros de fotografía están: The NubaThe Nuba of KauThe coral gardensThe wonders under water. En 1987 publicó un libro de memorias y en 1993 habló sobre su carrera en el documental Die Macht der Bilder: Leni Riefenstahl, del director Ray Müller.

Después de la Segunda Guerra Mundial hizo dos largometrajes más: Tiefland en 1954), y casi medio siglo después Impresiones bajo el agua (Impressionen unter Wasser, 2002) un documental sobre las profundidades del mar, para lo cuál la cineasta veterana aprendió a bucear.

Fuentes:
Lozano, Álvaro, La alemania nazi, Marcial Pons Historia, 2a edición, Madrid, 2013.
http://www.leni-riefenstahl.de/

¿Ya habían visto alguna de estas cintas?