¿Por qué El ciudadano Kane es la mejor cinta de todos los tiempos?

75 años de la película de Orson Welles

Archivo

Considerada la mejor película de todos los tiempos, la obra maestra de Orson Welles, la cinta que marcó la época de oro del cine de Hollywood, El ciudadano Kane está basada libremente en la vida del magnate de los medios William Randolph Hearst y es una lección sobre el manejo de géneros cinematográficos.

Esta cinta de Welles se exhibe en las clases de cine precisamente por eso, por su capacidad de narrar y abarcar un espectro muy amplio de géneros en una sola obra.

Scorsese le rindió tributo en Lobo de Wall Street. Incluso los Simpsons la han parodiado.

Este retrato sobre la vida norteamericana posterior a la Primera Guerra Mundial se podría comparar ahora con la sociedad de la información actual, en la que los grandes millonarios deciden el rumbo de la política de los países, como  Donald Trump, Rupert Murdoch o incluso el propio Emilio Azcárraga.

El pasado 1 de mayo se cumplieron 75 años de su estreno y, según la BBC, es la película más importante del cine estadounidense, superando a El Padrino, Vértigo y 2001.

Analicemos por qué es considerada la mejor cinta de todos los tiempos:

1. La película es interpretada, escrita y dirigida por el mismo Welles. Tenía 25 años y fue su ópera prima.

2. Charles Foster Kane, el personaje ficticio de Welles, está inspirado en William Randolph Hearst, quien estaba tan furioso por su representación en la cinta, que pensó en acusarlo de comunista para evitar su estreno.

3. La introducción de la película, sin los nombres de las estrellas, fue algo único en su tiempo. Las cintas antes presentaban a todo el elenco y producción y después comenzaba la película. Otra innovación fue poner su nombre junto al del director de fotografía Gregg Toland, dándole la importancia que tuvo en el desarrollo de la cinta.

4. Ya con una trayectoria en teatro y en la radio —en 1938 transmitió el famosos programa radiofónico sobre la Guerra de los mundos, que provocó pánico masivo— la productora RKO Pictures, le dio toda la libertad de hacer lo que fuera.

5. Un director a sus 25 años y con la libertad que tuvo Welles para realizarla es algo imposible de hacerse ahora. Las cintas en Hollywood tienen tanto control que pocas veces ceden algo al director. El cine de los años 40 no es como el cine de ahora. Sólo puede haber un Ciudadano Kane.

6. A pesar de toda la publicidad, la cinta fue un fracaso en taquilla y de todas las nominaciones al Óscar (9) sólo se llevó una, la de mejor guión. Según un reportero de la revista Variety de la época, esta decisión se debió a que a la gente le gusta más los tipos normales, no los genios —¿en serio?—.

7. El fotógrafo Gregg Toland desarrolló una técnica conocida como profundidad de campo, permitiendo que todos los planos de la cinta se vieran más en foco, dándole más tridimensionalidad a la película.

8. Fue tal el escándalo por su estreno por parte de Hearst, que orquestó un plan para que una modelo desnuda abrazara a Welles a la entrada de su hotel. Todo esto para poder desprestigiarlo posteriormente en la prensa. 

9. La música fue creación de Bernard Herrmann, quien después colaboraría en las cintas de Alfred Hitchcock.

10. Vernon L. Walker fue el encargado de los efectos especiales, desarrollando técnicas de montajes, que le dieron un estilo visual característico.

También lee:

Una joven fue presuntamente violada por chofer de Uber en la Condesa

#LordRides: un chilango ejemplar

¿Andas en bici?, ellos te pagan por cada kilómetro que recorras