Nominaciones polémicas en los Golden Globes

¿Por qué son candidatas las series The Newsroom y SMASH?

Nominaciones polémicas

Este domingo se celebra la entrega número 70 de los Golden Globes, y ya saben lo que eso significa: alfombra roja, algún discurso socio-político-fashionista sobre el corte de casquete militar de Anne Hathaway, y una o dos nominaciones (o peor aún, victorias) que nos hacen levantar la ceja y preguntarnos, ¿la prensa extranjera votó ‘de-tin-marin-de-do-pingüe’?

Dos casos específicos este año: The Newsroom y SMASH. Y ningún fan enloquezca aún, no estamos ofreciendo nuestra opinión sobre estas dos series en específico, pero no podemos ocultar nuestra sorpresa por sus nominaciones, tomando en cuenta la dura crítica que recibieron en el año por parte de reconocidos medios y críticos.

Mejor Serie Dramática: The Newsroom. La serie del genio Aaron Sorkin (The Social Network, The West Wing) gira alrededor del equipo periodístico que trabaja detrás de cámaras de un noticiero nocturno, encabezado por un egomaniaco titular en plena crisis de identidad (con escarcha de crisis de los 40) y una ansiosa productora inglesa acechada por la culpa de una infidelidad.

En papel, la trama suena ideal para HBO, y lo sería si no fuera porque en periódicos como The New York Times y revistas como Entertainment Weekly, los especialistas enterraron la forma de dialogar de los personajes y los “forzados” momentos emotivos.

De acuerdo a lo que se dice de la serie, el ego del guionista se puede respirar en cada línea. Los personajes TODOS parecen tener el nivel intelectual de un hijo de Stephen Hawking con Mark Zuckerberg, y lo demuestran con una verborrea continúa que hace parecer que buscan hacer sentir al espectador como un franco repelente de cultura general (más o menos la misma sensación que uno siente después de jugar Maratón). Y hubo una cierta escena, en un cierto capítulo (digamos el dos), musicalizada por una cierta canción de Coldplay (digamos Fix You) que recibió más críticas que la entera campaña vicepresidencial de Sarah Palin.

La nominación para Jeff Daniels como Mejor Actor, por otro lado, sin duda resulta justa. Después de todo, no cualquiera puede pasar de estelarizar Dumb and Dumber a vocalizar un complicado monólogo sobre el porqué Estados Unidos no es el país que los gringos creen que es y usarlo como anzuelo para pescarte a una serie en los 10 primeros minutos de su piloto. Tristemente para The Newsroom muchos críticos consideran que ése ha sido el único momento lúcido de toda su capitulografía. A nosotros  simplemente nos encanta saber que podemos ver a Dev Patel fuera de Mumbai y a Alison Pill  pues…vestida.

Caso Dos. Mejor Serie de Comedia: SMASH. El musical, heredero de Glee para NBC acerca de la creación de un musical en Broadway basado en la vida de la “Bombshell” Marylin Monroe recibió aplausos y ovaciones de pie con el estreno de su piloto.

La música, las voces de Katharine McPhee y Megan Hilty –en el protagónico y antagónico respectivamente- la fotografía cinematográfica, todo parecía indicar que el show se alzaría más allá de las expectativas y se convertiría en un instantáneo favorito. Sin embargo no sucedió eso, luego del estreno de su segundo capítulo y hasta más allá de la mitad de la temporada, el musical pareció perder fuerza y meterse en conflictos de relleno innecesarios. Los críticos de TV se volvieron locos y escupieron comentarios mal intencionados a diestra y siniestra. Estrenó el capítulo de Bolllywood y fue la gota que derramó el vaso. El mundo entero pareció darle la espalda a SMASH y augurar una futura cancelación.

Pero no todo es espinas en el rosal, para el debut del capítulo final de la primera temporada, los medios se habían vuelto a enamorar de la serie, y el broche de oro con el que cerró no pasó desapercibido ante los críticos. USA Today lo calificó de una “atinada nota” y The Huffington Post lo promovió como “aprendió de sus errores”. La gran pregunta en el aire permanece, ¿son dos episodios suficientes para nominar a una serie como la Mejor del año? Nosotros le perdonamos casi todo al musical: los bailes en saris hindús y a Uma Thurman. ¡Pero por favor, que alguien saque a Ellis (Jaimie Cepero) de esa serie ya!

Si somos realistas, las probabilidades de que cualquiera de estas series se lleve un premio son bajas, pero nosotros queremos aplaudir algo. Muy a pesar del peso que cargaron The Newsroom y SMASH durante sus temporadas debuts, estamos agradecidos con la prensa extranjera por voltear hacia oto tipo de contenido en la televisión y buscar en otros parajes. Después de todo, ¿cuántas nominaciones al año puede recibir Breaking Bad antes de que empecemos a llamarle “Meryl Streep”?