Carlos Fuentes, cinéfilo

La Cineteca programa ciclo en su honor

Cortesía

Todos conocemos, o hemos escuchado hablar de, la obra literaria de Carlos Fuentes, pero lo que poco se mencionó después de su fallecimiento es que el escritor mexicano dejó también huella en el séptimo arte. Conaculta Cine, a través de la Cineteca Nacional, está realizando un homenaje fílmico para recordar sus incursiones en la cinematografía con el ciclo Fuentes en el cine.

El ciclo inició el martes 3 de julio con la proyección de El gallo de oro, pero se prolongará hasta el domingo 29 de julio en tres sedes alternas de la Cineteca: la Sala Molière del Instituto Francés de América Latina (IFAL); el Cine Lido, en el Centro Cultural Bella Época, y el Auditorio Alfonso García Robles en el Centro Cultural Tlatelolco (CECUT), además de una función el sábado 7 en el Centro Cultural España

El gallo de oro (1964) fue dirigida por Roberto Gavaldón, y su guión, basado en un argumento de Juan Rulfo, estuvo a cargo de Fuentes y su colega colombiano Gabriel García Márquez. Basadas también en obras de Rulfo, se exhibirán Pedro Páramo (1966) y ¿No oyes ladrar los perros? (1975), ambas aproximaciones de Fuentes al universo rulfiano. 

A estos filmes se suman Los bienamados (1964) y Amor, amor, amor (1964), donde el autor colabora de manera muy cercana con Juan Ibáñez, con el mediometraje Un alma pura y el episodio Las dos Elenas, respectivamente. La mancuerna artística Fuentes-Ibáñez alcanzó su mayor punto con Los Caifanes, película que también se encuentra programada dentro de este homenaje fílmico y que representó un parteaguas al dar a conocer a una nueva generación de actores que más tarde cobrarían importancia en el ámbito artístico del país —el músico Óscar Chávez, y los actores Sergio Jiménez, Eduardo López Rojas y Ernesto Gómez Cruz—. La programación se complementa con Tiempo de morir (1965), Muñeca reina (1971), Aquellos años (1972) y Gringo viejo (1989).

Fuentes escribió 22 guiones, fue actor, incluso director, programador y crítico cinematográfico.

La obra de Fuentes también fue llevada al cine en numerosas ocasiones; sucedió con Aura, inmortalizada en celuloide en Italia en 1966 bajo el nombre de La Strega in Amore. Otras conocidas adaptaciones de su trabajo son La Cabeza de la Hidra (1981), con la dirección de Paul Leduc y Gringo Viejo (1989). Su labor como programador de cine en espacios culturales nacionales e internacionales también fue destacada.

CICLO FUENTES EN EL CINE:

Los bienamados (Juan José Gurrola y Juan Ibáñez, 1964)

Amor, amor, amor (Benito Alazraki, Miguel Barbachano Ponce, Héctor Mendoza, José Luis Ibáñez, 1964)

Tiempo de morir (Arturo Ripstein, 1965)

Pedro Páramo (Carlos Velo, 1966)

Los Caifanes (Juan Ibáñez, 1966)

Muñeca reina (Sergio Olhovich, 1971)

Aquellos años (Felipe Cazals, 1972)

¿No oyes ladrar  los perros? (François Reichenbach, 1975)

Gringo viejo (Luis Puenzo, 1989)

Para consultar la programación completa, ingresa a http://www.cinetecanacional.net