Back to Black

Disco: Back to Black
Artista: Amy Winehouse
Género: Pop
Origen: Inglaterra
Formato: CD/Digital/Vinil
Disquera: Island
Año:

Bajo la producción del en aquel entonces no tan conocido
Mark Ronson, Amy Winehouse creó una obra maestra sobre la tristeza y
el duelo de superar un desamor. Los temas de este disco se ven reflejados en un
sonido nostálgico y antiguo, un sonido inspirado en los grandes nombres de
R&B, jazz y soul de los años cincuenta y sesenta.

"Rehab", la canción con la que abre el disco, tiene una base
de jazz y un coro pop que le sirvió para convertirse en un éxito
instantáneo. Pero el
movido y casi "valemadrista" ritmo de la canción no es una muestra del tono del
resto del álbum. El disco narra las desventuras que la llevaron a
rehabilitación,  y nos cuenta la tormentosa relación de Amy con su ex esposo Blake
Fielder-Civil
.

En "You Know I’m No Good" Winehouse canta sobre las
infidelidades que ella cometió y recuerda cómo ya le había advertido a su
amante al respecto, todo esto mientras una combinación de ritmos de hip hop con
un grupo de instrumentos de viento crean una especie de híbrido entre el
tango y el jazz. El álbum es el duelo de Winehouse, el duelo de haber perdido al
amor de su vida. Por momentos, la cantante toma una actitud agresiva como en "Me
& Mr. Jones", pero posteriormente, Winehouse se comienza a desmoronar
y  a esperar una segunda
oportunidad para su romance, como lo demuestra nostálgicamente en "Just
Friends".

Winehouse toca fondo en la canción "Back To Black", una
desconsolada balada de soul donde la cantante canaliza las voces de sus í­dolos,
sonando como si  hubieran
transportado una gran voz de los sesenta a nuestros tiempos. La excelente
producción de Ronson resalta más que nunca en esta canción, agregando
diferentes capas de sonido y decenas de instrumentos para crear su obra
maestra
, y la de Winehouse. Una Amy totalmente derrotada aparece en "Love is a
Losing Game" demostrando porque la comparan tanto con otras grandes voces del
jazz.

En el resto del disco Winehouse sigue tratando de
sobrellevar el duelo mientras todo tipo de sonidos inspirados en los de la
disquera Motown, musicalizan el escabroso viaje de la cantante. El álbum
termina con "Addicted", en la cual Amy parece haber escondido su dolor en las
adicciones, cerrando así­ el ciclo que se ve a lo largo del disco. Empezando con
negar la rehabilitación y terminar entregándose por completo a su adicción
.

[video:3444-http://www.youtube.com/watch?v=w1evzhSast8]