Max Ernst

Pintura, collage y poesía

Especial

Brül, Alemania 1891
Paris, Francia 1976

Max Ernst es una de nuestras referencias cuando hablamos de surrealismo y dadaísmo, en el siglo XX. Su trabajo, siempre en constante cambio y a la delantera de todos los demás, representa una gran influencia para el mundo del arte. La verdad es que a pesar de su gran habilidad, el nunca asistió a la escuela.
Su sensibilidad a la hora de pintar se refleja en los universos tan complejos que fue capaz de construir, los cuales fueron desarrollados con maestría y constancia. Son reflejo de una búsqueda interna que logra abarcar el sentido del humor y la ironía; los cuales conforman dos de las características más importantes de su discurso.

Utilizó muchos materiales y estilos y aunque empezó siendo representante del surrealismo, la delgada linea entre este y el dadaísmo hacen difícil identificar en donde termino su técnica.

Próximamente llega a México. La selección que se va estar presentando en el MUNAL sólo se ha expuesto una vez en Madrid (1936), tres años después de su creación. Estas piezas, que se han convertido en uno de los secretos mejor guardados del arte, son un auténtico manifiesto surrealista al ser realizados justo cuando el movimiento iba tomando fuerza. Parte de esta serie de collage fué utilizada por The Mars Volta para el arte de uno de sus discos.

Toda la información de la exposición Una semana de bondad, los collages originales