Cogollo de Tudela con boquerón y anchoa

?Uff! Mesero, yo quiero uno de esos.

Ver las pinturas antes de comer los canapés, fue una
motivación que logró que inconcientemente la comida supiera aún mejor. El
efecto fue similar a cuando ves una película y luego lees el libro en el que se
basaron para hacerla, al tener las dos perspectivas de la misma historia ambas
se enriquecen y complementan.