Este nuevo lugar en la ciudad es una bocanada de aire fresco…  y de chela fría. Drunkendog promete todo para que pases un buen rato probando las mejores cervezas artesanales; su barra larguísima y ambiente medio retro, pero acogedor, hará que la chela y la plática no dejen de fluir.

Drunkendog, el nuevo spot de cerveza artesanal en la Roma ???

Tienen 38 líneas de cerveza que sale directamente del barril. Tendrán algunas llaves fijas –como las de las cervecerías Madueño, Insurgente y Hércules-, pero cada semana ofrecerán nuevos estilos de cerveza.

Tap rooms para quitarte el calor con cerveza recién salida del barril

En este lugar se ahorran la pretensión y el menú es amigable para las personas que no son expertas, pero que disfrutan de una buena chela. La carta está dividida en seis categorías: Ligeras y muy tomables, Amarguitas y refrescantes, Amargas con actitud, Amargo… ¡pero con poder!, Obscuritas, obscuras y obscurotas y Locochonas y exóticas.

Si no estás seguro acerca de qué pedir, los meseros están listos para hacerte recomendaciones según tus gustos.

Foto: Angel Ortega

En caso de que las 38 líneas no sean suficientes para ti –vaya, vaya tacubaya–, también hay una extensa variedad de cervezas en botella y lata para llevarte a tu casa o tomar en el lugar. Para los fans de hueso colorado están los souvenirs, como growlers, crowlers, playeras, gorras, stickers, etc.

Aunque la estrella de la casa es la cerveza también venden mezcales, ginebras y whiskies especiales, por copeo.

Te recomendamos: ¡Ya se armó la fiesta! Birria y chela ilimitada en La Chingonería

¿Y para acompañar la chela?

Drunkendog
Foto: Angel Ortega

El menú de Drunkendog está pensado para que funcione con la cervezas y hay un poquito de todo. El chef Cyrille Sciuto incorporó platillos como albóndigas de papa con carne de cerdo o portobello y tocino, ensalada de camarón y pollo, pastas, goulash y postres.

También tienen las viejas confiables, como las hamburguesas y papas belgas. Éntrale a la hamburguesa de chorizo con salsa chipotle, perfecta para acompañar una cerveza poderosa.

Lo chido: la selección de cervezas de Drunkendog está curada con sumo cuidado, así que podrás encontrar una extensa variedad de estilos que seguro saciarán tu sed.

Lo chafa: si acaso, que el lugar es algo pequeño.

Lo inolvidable: ¡las papas belgas y el aderezo! Suaves por dentro y crujientes por fuera, con la cantidad justa de sal. El aderezo es acidito, pero dulce; una mezcla de mayonesa, alcaparras, pepinillos e ingredientes secretos, tan adictiva que no podemos sacárnosla de la cabeza.

Si todavía te faltan razones para visitar Drunkendog, déjanos decirte que tienen una exclusiva certificación Cicerone, lo que significa que aquí son expertos en hospitalidad y cerveza artesanal. O sea, son maestros en pasarla chingón.

También lee: Las Mamilas te reta a beber todas las caguamas que puedas por $100

Drunkendog

Dónde: Av. Nuevo León 4, Roma Norte
Cuándo: lunes a miércoles 12:00-1:00, jueves a sábado 12:00-2:00, domingo 12:00-0:00
Cuánto: $200-$300