Hay varias formas de romper la rutina del sexo y una de ellas es splosh, una sabrosa práctica de embarrarse algo en el cuerpo.La mayoría opta por untarse comida, por aquello de las tres C, pero también se valen otros elementos como el lodo, aceites o lubricantes.

Todo esto comenzó por una publicación inglesa homónima lanzada en 1989, que hacía honor al sonido de un pastel al estallarse contra cualquier objeto. A esta práctica también se le conoce como “wet and messy (húmedo y sucio) y ha ganado adeptos con el paso del tiempo.

Nos gusta porque relacionamos al sexo con algo húmedo y si la pareja está lo suficientemente húmeda, le entramos con mucha mayor alegría.

Ahora bien, no se vayan como gorda en tobogán y se unten cualquier cosa. Consideren hacerlo en algún lugar que puedan limpiar después, como algún hotel que tenga tina.

Aquí les pasamos algunos consejos para disfrutarlo en grande:

Por si te gusta lo dulce

Pueden hacer mezclas o untarlos solitos como el aceite de coco, merengue de pastel, chocolate líquido, mermeladas o papillas de frutas que venden en el súper. Recuerden que mientras más líquidos sean, serán mucho más fácil de embarrar.

Una idea puede serprobar con lubricantes de diferentes sabores y untarloen las zonas erógenas para que tu pareja pueda lamerte como si fueras un cono.

Otra opción es utilizar fruta y aplastarla con sus cuerpos. Ya luego podrán comerla con un sabor diferente.

Por si te gusta lo salado

Podrían pedir algún platillo a domicilio. El que ustedes quieran, pero de preferencia que sea fácil de untar, como spaguetti. Tener más texturas y frotarlas entre sus cuerpos aumentará el erotismo.

Ojo, si mezclan demasiados y luego quieren comerse todo, no pretendan que todas las combinaciones sepan rico. Algunas alternativas podrían ser: salsa de jitomate, queso rayado, pepperoni, o bien, crema bechamel. Seguramente les asusta, pero tengan por seguro que les gustará.

Qué evitar

Los genitales. Pueden hacerlo si lo cubren con algún plástico, como el que usan en la cocina para guardar la comida.

Los picantes. Podría causarles alguna irritación y si esto sucede, ya valió.

Alcohol etílico. La sensación podrá ser única, pero si a tu pareja se le ocurre prender un cigarro, no querrás saber el desenlace.

Cualquier alimento que les pudiera provocar una alergia. Podrían terminar como Hitch.

Cosas calientes. Como una sopa hirviendo…

Pegamentos o corrosivos. Ya no sería muy placentera la cuestión.

¿Le entran? Olvidarás por siempre que tu mamá alguna vez te dijo: ¡no juegues con la comida!

También lee:

Murió Teodoro González de León

Cielito Querido presenta nuevo menú

Atáscate en la Doctores en El Chilango Hambriento

Sietecosas que hacen que ligues a puro gañán