¿No crees que ya es hora de preparar tus vacaciones? No vaya a ser que a tu querido jefe se le ocurra pedirte que saques para esas fechas el proyecto que te encargó y por no tener nada reservado, tengas que decir: señor, sí, señor.

Y si quieres combinar sol, arena y mar con la libertad de andar en traje de Adán y Eva, te tenemos estas opciones paraque te vayas como gorda en tobogán en estaplayas oficialmente nudistas (o sea, que nadie se te pondrá al tiro por estar como Dios te trajo al mundo):

Zipolite, Oaxaca

Quizá ésta sea la playa nudista más conocida de México. Quienes la han visitado aseguran que quedaron prendados de la belleza de este lugar y cómo no, además de poder andar sin ropa por estos 2.5 kilómetros sin que nadie se espante, los turistas pueden disfrutar de los bares, hoteles, restaurantes que se encuentran ahí. Eso sí, de julio a septiembre hay que tener cuidado con la corriente del mar, lo que hace que las olas se pongan medio violentas y que nadar esté en chino. Claro, si eres un surfista con vasta experiencia, puedes hacer de las tuyas bajo tu propio riesgo.

Cómo llegar: primero debes llegar a Huatulco o a Puerto Escondido. Desde Huatulco te puedes ir ya sea por carretera en tu coche, o bien, en transporte colectivo. Desde Puerto Escondido puedes tomar un taxi colectivo o privado y bajarte en la parada de Pochutla para tomar un transporte público con dirección a Zipolite.

Playa Yerbabuena, Oaxaca

Una vez que estés ahí, te puedes perder entre la vegetación y ni quién te diga algo por andar sin ropa. Si lo que quieres es tranquilidad, paz y contacto con la naturaleza, ésta es una opción muy buena.

Cómo llegar: se encuentra en Santa Cruz, una de las bahías de Huatulco, a 40 kilómetros al sur de Puerto Ángel. Puedes llegar ahí en cinco minutos por lancha.

Playa del Secreto, Guerrero

Bueno, no es ningún secreto que en esta playa uno puede andar sin ropa. Está ubicada en la Bahía de Santa Lucía y si no te late la onda salvaje de las olas alborotadas, aquí puedes estar estar a gusto chupando tranquilo. Si quieres quedarte ahí unos días, aprovecha que cuenta con un hotel.

Cómo llegar: se sugiere tomar una lancha a la Roqueta y de ahí te vas a Playa del Secreto.

Playa Sonrisa, Quintana Roo

Aquí, textual, el lema hace honor a su nombre: “sólo necesitas una sonrisa”. ¿Recuerdan esos tiempos en los que Tulum era una zona virgen y quienes se lanzaban ahí disfrutaban de la paz y la tranquilidad? Bueno, pues esos tiempos pasaron y en esta playa puedes encontrar eso y además ofrece la opción de andar sin ropa. Si quieren pasar un tiempo ahí, pueden hospedarse en un hotel que tan sólo tiene seis habitaciones. Una chulada. Para mayores informes consulta aquí.

Cómo llegar: se encuentra al sur de la Riviera Maya, en los Arrecifes de Xcalak. Está a 60 kilómetros de Mahahual.

Islas Coronado, Baja California

Son cinco islas en las que, además de poder andar sin ropa, podrás ver animales como pelícanos, delfines, lobos marinos. Y otra cosa, si te late snorkelear y bucear, aquí es una gran alternativa, ya que puedes ver los arrecifes de coral que ahí se encuentran. Cuenta la leyenda que fue uno de los refugios de Al Capone en México, así que además de tener un encanto natural, tiene su historia oculta.

Cómo llegar: tienes que llegar a Loreto, que se encuentra a nueve kilómetros de las islas. En el malecón podrás pedir que te lleven hacia ahí.

Bahía de Matanchén, Nayarit

Son pocos los lugares vírgenes que uno puede encontrar. Y es que cuando se trata de lugares, la virginidad está devaluada, pues todos prefieren lanzarse a donde vaya toda la perrada. Aquí no encontrarás amontonamientos ni cadeneros que no te permitan el paso al antro. Es un lugar apacible, donde además podrás comer el famoso pescado sarandeado.

Cómo llegar:se encuentra ubicado a 70.5 kilómetros de Tepic. Ya que estés ahí tomas la autopista Tepic-San Blas para llegar a Matanchén. El recorrido dura aproximadamente 60 minutos.

Lo que no debes hacer

Si es tu primera vez en una playa nudista y desconoces las reglas, evita hacer lo siguiente:

Tomar fotos a todos. O sea, si están ahí sin ropa es porque asumen que todos se sienten cómodos con sus cuerpos y que nadie se va a sorprender o a alarmar por ver a otros sin ropa. Y obvio esto incluye que no te vas a llevar unos souvenirs digitales a tu casa…

Hacer comentarios referentes al cuerpo de los demás: “uy, ¿ya viste las teclas de esa chica?” o “no’mbre, con ese pajarito hasta yo canto”.

Nada de binoculares. Fin del comunicado.

Y por último: que estén sin ropa no significa que todos quieren tener sexo con todos. Simple y sencillamente la gente acude a esta zona porque quieren tener un poco de libertad a la hora de disfrutar del sol, la arena y el mar. No se convierten de inmediato en pila de agua bendita. Claro, si tienes onda con alguien y se dan las cosas, ¿quién es uno para negarse?

Así que ya saben, si tienen ganas de relajarse a la orilla del mar sin atadura alguna, éstas son unas buenas opciones para hacerlo.

También checa:

¿Quieres ser billetudo? Aumenta tu vida sexual
Sexycon: erotismo y cultura
6 cosas que a los hombres no les importa a la hora de tener sexo