Si estás leyendo esta nota es porque sabes que la has regado en tu búsqueda por el amor eterno e inolvidable. Tu último ligue salió huyendo de ti y jamás te volvió a responder las llamadas. Es más, te bloqueó del Face y le reclamó a tu amigo que los presentó.

Has hecho de todo: ser amable, chistoso, buscar temas de plática en común e incluso usar tu loción o perfume cautivador. Y tampoco es que estés de malos bigotes, con la última dieta bajaste cinco kilos y quedaste flamante.

Pero de plano, no sales ni en rifa. Entonces, ¿qué diablos estás haciendo mal?

El conteo de la soledad

1. Relájate

Pues resulta que entre las cosas en las que la estás regando se encuentra el que seas tan apretada. Una investigación hecha en el Centro Interdisciplinario de Israel concluyó que quienes se muestran muy difíciles (sólo aplica para las mujeres, según este estudio), pierden puntos ante sus potenciales amores.

Al parecer, las chicas se verían menos femeninas que si fueran un poquito más amables y menos inalcanzables.Gurit Birnbaum, el mero mero de este estudio, aseguró que el deseo sexual vive de la intimidad y de la sensibilidad de las personas. Así que ya saben, compórtense un poco más naturales.

2. Ten más vida

Está genial que conozcas lo último sobre videojuegos, cine o que vivas para las compras, pero dedicar tu vida entera a una sola actividad sólo está haciendo que los demás te vean como alguien que no tiene mayor creatividad para hacer otras cosas como por ejemplo, tener pareja.

No te claves, no es para que dejes tus aficiones en el olvido, pero también estaría bueno que convivieras con el mundo exterior.

3. Sal de tu zona de confort

Hacer que todos te vayan a visitar a tu casa, adaptarse a los lugares que a ti te queden cerca y hacer el menos esfuerzo por convivir con las demás personas te convierte en alguien un poco desagradable.

Si quieres vivir en el ostracismo, está perfecto, luego no te quejes de que nadie quiere aventarse a salir contigo.

4. No seas tan exigente

Salir con alguien que pide que los cubiertos estén ULTRA impecables, que el mesero los atienda al instante en el que den un chasquido con sus dedos y que además te pida que no uses así o asado los cubiertos, es nefasto.

Nadie espera salir con alguien que se parezca a su papá, así que lo mejor es que dejes de exigir tanto y disfrutes del momento. ¿Para qué tanto brinco si el suelo está parejo?

5. No te quieras ver muy sácale punta

Hablar sobre cosas de las que no tienes idea, o peor aún, opinar sobre ellas, no te hace ver más interesante. Si de plano no sabes qué pedrul con la situación de los migrante en Estados Unidos, los proyectos de Malala o lo que el copetudo tiene planeado hacer para el 2015, entonces no te metas en camisa de once varas. Si el/la otra comienzan a hablar sobre algún tema que no conozcas, muéstrate interesado, pero no te inventes historias.

6. No es interrogatorio…

No te pongas como agente del MP y le hagas millones de preguntas incómodas. ¿Neta necesitas saber con cuántas/os se ha acostado, qué posición era su favorita con sus ex y tampoco si ya se hizo una colposcopía en algún momento de su vida? No es que quieran aparentar algo que no son, pero igual es bueno dejar algo a la imaginación.

7. Acepta el fracaso

Si de plano la otra persona no se muestra muy interesada en ti y tú insistes e insistes e insistes, no sólo dejará de tomarte las llamadas sino que te va a armar un tango, que en el mejor de los casos, sea privado. De lo contrario, podría de perdis hacer una página de odio hacia ti. Si aquel dulce y amoroso ejemplar no quiere seguir saliendo contigo, mejor déjalo por la paz yvuela vuelapor otro rumbo, ve y sueña sueña que el mundo es tuyo.

¿Qué otras cosas los han hecho alejarse de algún potencial amorcito corazón?

También checa:

Hazle el amor a la amistad
Fiestas arcoiris, la nueva moda
El sexo casual aumenta la autoestima