A favor del joven:

-Recuerdalo en sus tiempos de Titanic: era un bombonazo con cara de niña que nos hizo babear a todas.

– Es también un gran actor que supo safarse del papel de niño bonito para hacer otro tipo de actuaciones.

-La barba le va muy bien.

A favor del antaño:

– Es un gran Ben Hur

-Fue de ese tipo de bellezas icónicas de sus años: una pieza de marfil bien labrada.

-Tiene algo de lo que carecen las nuevas generaciones: elegancia.