Muchas veces, por diferentes circunstancias, aunque queramos tener un encuentro sexual… no hay necesidad de penetración. Hay muchas otras formas para complacer a un hombre… aquí, algunas de ellas.

1. Un masaje…
este nunca cae mal. Un masajito de nuca, hombros y espalda… pero sobretodo de cuero cabelludo… es una sensación relajante y excitante.

2. Morder… pero poquito. Para ir entrando en materia y calentando el ambiente, le puedes dar pequeños mordiscos en la zona del cuello, en la nuca, en la cara… los párpados y los lóbulos de las orejas son un gran lugar –están llenos de terminaciones nerviosas- para estimular.

3. Acariciar…recorre todo su cuerpo, no te limites (ni lo limites). A muchas mujeres les cuesta un poco de trabajo acariciar toooodo el cuerpo del hombre… aventúrate a recorrerle las piernas, por ejemplo, la zona de atrás de las rodillas es súper erógena también.

4. Triángulos del placer… puedes besar, chupar, lamer en tres lugares distintos y alternándolos en desorden, que él no sepa cuál sigue, la expectativa lo pondrá a 1000. Juega con su pezón, baja al ombligo y sube al cuello, alterna, no hagas el mismo circuito, la idea es que nunca sepa qué parte sigue.

5. Juega… se vale jugar con su pene y testículos, nada más ten cuidado de no ser demasiado brusca, recuerda que son zonas muuy delicadas. El sexo oral –en general- los vuelve locos.

6. Imita… si decides incursionar en el arte del placer oral, puedes pedirle que te diga cómo le gusta o ir probando y ver cómo reacciona. Aunque también puedes hacer lo siguiente: ponle el dedo índice en la boca y dile que te haga exactamente lo que le gustaría que tú le hicieras. Ve imitando todo lo que él haga con su boca.

7. Sexo intercrural… también se le conoce como sexo femoral o interfemoral y consiste en que él frote su pene entre tus muslos hasta llegar a la eyaculación. Es recomendable utilizar lubricante.

8. Juguetes sexuales… siempre son una posibilidad. Existen de todas formas y colores… sólo es cuestión de encontrar el que más de adapte a lo que ustedes quieren.